Historias China | 13 septiembre 2021
Avivamiento en China

El aumento de la persecución en China despierta y aviva a la iglesia en el país

 

 

El aumento de la persecución en China
despierta y aviva a la iglesia en el país.

La Iglesia de China ha estado viviendo temporadas intensas de persecución en el último siglo, así como de temporadas de mayor libertad. Estos últimos años de mayor libertad han supuesto un alivio, tanto, que algunos consideran que esto ha llevado a considerar la Iglesia más “profesional” hasta el punto de perder la pasión y su enfoque.

Avivamiento en China

La Iglesia de China ha estado viviendo temporadas intensas de persecución en el último siglo, así como de temporadas de mayor libertad. Estos últimos años de mayor libertad han supuesto un alivio, tanto, que algunos consideran que esto ha llevado a considerar la Iglesia más “profesional” hasta el punto de perder la pasión y su enfoque.

¿Podría, pues, el crecimiento de dicha persecución que enfrenta la población china conducir una vez más al “avivamiento”? Sigue leyendo para conocer los nuevos desafíos que enfrenta la iglesia de China y cómo tus oraciones y apoyo son de gran ayuda para nuestros hermanos y hermanas chinas con el fin de que puedan enfrentar cualquier situación que venga.

Ruth Zhao* fue una intérprete cantante en la División de Actuación y Cultura del ejército chino. Fue famosa por sus interpretaciones, y ganó durante años, construyendo así una reputación admirable para la División.

Sin embargo, recientemente, todo cambió. El jefe de Ruth le dijo que debía dejar de asistir a la iglesia y abandonar su fe, ya que en el ejército chino no está permitido ser cristiano. La orden fue parte de una iniciativa más amplia que pretendía deshacerse de elementos “indeseables”.

Ruth se tuvo que enfrentar a una decisión difícil que marcaría su vida para siempre. Rechazar su fe, seguir en el ejército y mantener su reputación, o declarar su perpetuo amor a Dios y correr el riesgo de perderlo todo. Sabía que no podía renunciar a su fe. Sin embargo, su jefe trató repetidas veces de que Ruth abandonara su fe, pero ella no daría marcha atrás. Finalmente, Ruth supo que era el momento de dejar el ejército.

Su resignación enfureció en gran manera a su jefe. La castigó retirando todos los premios y reconocimientos y redujo de manera drástica todos los beneficios para conseguir la jubilación que había acumulado durante tantos años. Como consecuencia, Ruth perdió su trabajo, su reputación y su seguridad financiera. Ella sabía que no podía hacer nada para salvar la situación. Pagó el precio por su fidelidad a Jesús.

Ora con ellos

Continúa orando por nuestra familia de China, para que puedan afrontar la situación tan complicada de persecución. *Peony, el director de Puertas Abiertas en China, dice: “Estoy emocionado de que gente de todo el mundo esté dispuesta a orar por la iglesia de China.

Te pido que sigas orando por la fe de nuestros hermanos chinos, para que sean fuertes y valientes. Ora para que nunca se den por vencidos, no importa cuán dura sea la persecución, y ora para que las vidas de estos creyentes en china sean dignas de todo lo que están pasando y para que sean un ejemplo fiel para los jóvenes”.

“También te pido que ores por la Iglesia de China, para que aprendan a ser firmes ante la persecución, para que no respondan a dicha persecución con ira, sino con el amor de Dios, y vuelvan así, sus corazones al Padre”.

La persecución crece en China

Ruth es tan solo una más entre todos los creyentes en China cuya vida ha cambiado completamente por la persecución creciente contra los cristianos. Volviendo la mirada hacia los años 70 y 80, las iglesias en China enfrentaron una persecución asombrosa.

Las reuniones de culto fueron allanadas. Tanto pastores como creyentes fueron arrestados y encarcelados. La situación era desesperante. No había Biblias, ni seminarios, ni lugares dónde congregarse, ni siquiera una ayuda económica para estos pastores y trabajadores. Muchos creyentes huyeron de la policía abandonando sus hogares.


Sin embargo, el año 2000, dio paso a un nuevo siglo en el que la esperanza y la libertad comenzaban a tener cabida en China. Las restricciones menguaron y la Iglesia China empezó a disfrutar de una década de relativa libertad. El acoso a los cristianos se convirtió en un suceso esporádico, y las Biblias y otros materiales espirituales comenzaron a estar disponibles.

No obstante, en el año 2014, la esperada ventana de la libertad empezó a cerrarse progresivamente y China, de nuevo, empezó a sumergirse nuevamente en una era de control e incertidumbre. Bajo la administración actual, hubo un cambio radical sobre la libertad religiosa. La persecución ha rozado los niveles más altos en los últimos años, protagonizado por medidas severas contra las iglesias, lo nunca visto en las últimas dos décadas. Muchos de los líderes y creyentes de las iglesias has sido sorprendidos por la intensidad de la presión sobre ellos, particularmente los jóvenes cristianos.

«Acción sorprendente» a los trabajadores.

Section Image

Una de las razones por las que los cristianos están experimentando el aumento de la persecución, es en sus puestos de trabajo. Los cristianos que abiertamente siguen a Jesús y comparten su fe pueden ser tratados duramente, como Ruth, la cantante del ejército.

Otra persona que experimentó este aumento es Grace Ouyang*. Ella ha sido una hermana amable en sus últimos 40 años. Durante algún tiempo fue jefa de enfermería en un hospital de la ciudad, ascendiendo de rango durante dos décadas. Ella es una cristiana ferviente que compartió el Evangelio con muchos compañeros del hospital.

Grace tenía una buena posición para ser ascendida a jefa del departamento de enfermería, pero fue ignorada por su fe. Sin embargo, este acontecimiento no la frenó para continuar sirviendo en el hospital fielmente, ni tampoco la frenó a seguir evangelizando.

Pero las cosas dieron un vuelco por completo y empeoraron hace tres años. Un día, altos funcionarios del hospital aparecieron en la oficina de Grace.

«No hubo ninguna advertencia previa»

Grace, cristiana de china
Section Image

No hubo ninguna advertencia previa”, dijo Grace. “Vinieron, se sentaron y empezaron a interrogarme durante todo un día entero sin descanso. Después supe que también habían interrogado a muchos de mis compañeros. Los oficiales les presionaron para sacarles información sobre mi ‘actividad religiosa’. Esta repentina y dramática situación producida por el hospital me convirtió en una criminal”.

Desde ese día, los compañeros de Grace mantienen la distancia, con miedo de ser involucrados en este incidente. Después de la investigación, a Grace le atribuyeron tareas no esenciales y sus ingresos descendieron considerablemente.

Grace luchó contra la injusticia durante 12 meses, preguntándole a Dios por qué le había sucedido esto. Su carrera profesional dependía de un hilo y su duro trabajo durante años pasó a significar nada. Se sintió sola y traicionada.
Con la gracia de Dios, la frustración y el dolor fueron desapareciendo gradualmente”, dijo. “Encontré paz cuando acepté lo que siempre había creído, que solo la obra de Dios tiene valor eterno. Todo es temporal. Todo pasará”. 

Las redadas ocurren con rapidez.

Section Image

Las iglesias también han sentido una mayor presión desde que las nuevas regulaciones que rigen la religión se implementaron con mayor fuerza en 2018. El gobierno está registrando activamente aquellas casas que aún no han sido registradas y que se utilizan como lugares de culto, “invitándolas” a registrarse; de lo contrario se considerarían ilegales y podrían ser confiscadas.

Las redadas ocurren con rapidez, dice Caleb*, un trabajador de Puertas Abiertas. “Algunas iglesias han sido cerradas. Una de ellas fue localizada en un edificio de cinco pisos en una ciudad pequeña. La iglesia había ocupado dos pisos del mismo edificio, teniendo así suficiente espacio para 200 hermanos y hermanas”.

«Este lugar fue confiscado, cerrado y sellado. Las autoridades entraron en el edificio y destrozaron todo lo que había dentro. También se destruyeron nuevas construcciones. La iglesia fue cerrada desde el exterior. Los creyentes estaban derrotados».

Section Image

Restricciones, presión, advertencias y, a veces, redadas inesperadas. Esto es parte de la vida de los cristianos en China en 2020. Pastores y trabajadores recurren al debate con frecuencia acerca de las ventajas e inconvenientes a la hora de registrar las iglesias en el Gobierno, y los riesgos y consecuencias que deben enfrentar si se niegan a registrarlas, pasando a convertirse en iglesias clandestinas.

En algunos casos, tan solo el miedo a esta persecución puede ser perjudicial. Este es el caso de una iglesia que tenía alrededor de 100 creyentes. El pastor de dicha iglesia no estaba preparado para esta persecución, así que, aunque las autoridades en realidad no fueron a buscarlo, al escuchar que otras iglesias de la misma zona habían sido cerradas, el pánico y el miedo se apoderaron de él.

En consecuencia, el pastor anunció al resto de asistentes lo que estaba sucediendo cerca de ellos, transmitiéndoles el mismo miedo. En menos de dos meses, una tercera parte de la congregación se marchó. Pocos meses después, cuando fueron visitados de nuevo, se encontramos con que otra tercera parte de la congregación también se había marchado a causa del miedo.

¿Cómo está respondiendo la iglesia china?

Durante los años de relativa libertad, la iglesia china empezó a transformarse en algo nuevo. En algo “moderno” podría decirse. O quizás una ligera copia de las iglesias de occidente. La antigua pasión por la presencia y el poder de Dios, y el foco en la disciplina espiritual, fueron gradualmente reemplazadas por otras prioridades como el modelo de la iglesia contemporánea, la construcción de las instalaciones para iglesias y la búsqueda intelectual del estudio de la teología.

Caleb dijo, “aunque sigamos viendo más conversos en la iglesia china año tras año y menos persecución, una formación espiritual superficial ha llevado a un cuerpo debilitado en Cristo en todo su conjunto. El valor y la resistencia tienden a desaparecer en la espiritualidad de muchos líderes y creyentes que han surgido en las últimas décadas”.

La mayoría de las iglesias han encontrado complicada esta ola de persecución porque no estaban preparadas. Muchas de ellas todavía están luchando por saber cómo responder.

Además de que las iglesias están reduciendo su tamaño para evitar ser detectadas, tienen que lidiar con problemas como la falta de líderes para todas las nuevas casas-iglesias, la disponibilidad de lugares de reunión y culto, los grupos reducidos de capacitación para el liderazgo, discipulado de miembros de grupos pequeños y cómo llevar a cabo actividades creativas y el trabajo impactante de los jóvenes.


Es en este contexto en el que Puertas Abiertas se ha movilizado rápidamente para fortalecer a la iglesia perseguida a través de una formación que les prepara contra la persecución, el apoyo a los grupos pequeños de discipulado, el ministerio de los jóvenes y su liderazgo, y la presencia del ministerio.

Caleb dijo, “es nuestra misión ayudar a las iglesias a redescubrir su preciosa herencia espiritual. Queremos ver a los cristianos en China permanecer firmes y fuertes ante la persecución a través del poder y la gracia de Dios."

Queremos ver a una iglesia perseverante que no sucumbe a los planes del enemigo. Este es nuestro sueño”.

Las iglesias chinas han respondido pidiendo a Puertas Abiertas que viaje con ellos. Ellos han “despertado” y necesitan ayuda. Quieren entender los fundamentos bíblicos de la persecución, desean formar a sus pastores en el discipulado individual y en grupos reducidos, además de dar apoyo y recursos para la población más joven.

¡Esto significa avivamiento! Muchas gracias por esta gran oportunidad de aprender”, compartió una hermana después de recibir la formación de Puertas Abiertas. Su marido ha sido encarcelado por haber distribuido Biblias en el pasado, y ella ha experimentado la persecución en muchas ocasiones. “Estoy acostumbrada a sufrir la persecución. Mientras mi vida se ha estabilizado, mi espíritu está menos alerta. Esta formación es muy oportuna. Es hora de que nos preparemos, ya que la persecución se ha intensificado en diferentes áreas de China. Transmitiré mi aprendizaje a otros hermanos y hermanas en Cristo”.

La necesidad de prepararse para la persecución.

Section Image

Un joven pastor que recibió la formación sobre persecución compartió que la iglesia de su padre fue avisada para que se registrara, o de lo contrario, la cerrarían. Las autoridades añadieron un incentivo, diciendo que si se registraban, se permitirían las congregaciones de la iglesia, siempre y cuando presentaran una lista con los nombres de todos los creyentes asistentes a la misma. Finalmente, los ancianos de la iglesia aceptaron el trato.

Pero fue una trampa.

Las autoridades usaron esta lista para registrar a los ancianos, amenazándolos, reprendiéndolos y prohibiéndoles que se volvieran a congregar. Las autoridades les advirtieron que si volvían a la iglesia, bloquearían la educación de sus hijos e hijas, sus nietos y su futuro laboral.

Los hermanos y hermanas mayores estaban atrapados y enfurecidos. Es comprensible que los pastores y líderes de la iglesia lamentaran la decisión de haberse registrado.

Cuando el joven pastor compartió todo lo aprendido, acerca de cómo estar preparado para la persecución, con los líderes de la iglesia, estos desearon haber sido capacitados por Puertas Abiertas antes de haberse registrado – de esta manera ellos no se lo hubieran puesto tan fácil a las autoridades y seguramente no hubieran aceptado el trato.

Finalmente, el joven pastor y sus ayudantes se arrodillaron para orar juntos. Reconocieron la necesidad de invertir tiempo de calidad con los creyentes en sus iglesias para prepararlos sobre cómo responder a cualquier situación futura de persecución, y cómo atesorar su fe, nunca darse por vencidos, y mantener su compromiso con el Señor.

El incidente dejó en evidencia que muchas iglesias en China necesitan prepararse para afrontar los desafíos que están por venir.

Apoya a la familia de la iglesia en China.

45€
Podrían aportar Biblias a 3 cristianos clandestinos
DONA AHORA

En el año 2021 se celebra el centenario de la fundación del Partido Comunista Chino. Caleb comparte: “Nosotros anticipamos que el gobierno ejercerá un control aún más fuerte en todos los aspectos de la sociedad en aras de estabilidad. Las iglesias locales deberán evitar llamar la atención, adaptarse mejor y ser más creativas a la hora de hacer sus propias reuniones de culto”.

Por ejemplo, hacer la formación del discipulado de manera individual, o reunirse en grupos más pequeños fuera de las instalaciones de la iglesia, probablemente sea más factible, puesto que los días de hacer grandes eventos y reuniones han quedado atrás.”

De hecho, podría ser perfectamente una bendición disfrazada, ya que las personas se convertirían una vez más en el foco del ministerio de la iglesia en China.

Tus oraciones y apoyo están ayudando a Puertas Abiertas a proveer la práctica y entrenamiento necesarios para que la Iglesia china pueda estar preparada para la creciente persecución. Peony*, el director de Puertas Abiertas que trabaja en China dice:

«Es vital que permanezcamos al lado de los creyentes en China a lo largo de esta temporada difícil, con el fin de ayudarlos y fortalecerlos en su fe».