El alto precio de la fe
«Sobrevivimos gracias a vuestras oraciones»

Donar   Saber más  

 

EL ALTO PRECIO DE LA FE


Si un musulmán quiere conocer a Jesús, Ruslan y su familia le invitan a entrar en su casa. Al igual que lo haría cualquier grupo de una iglesia en casa.

Pero en Asia Central esto supone un gran riesgo. La casa de Ruslan ya ha sido objeto de vandalismo sistemático. Además, su hija ha recibido una paliza y fue amenazada.

Para los nuevos creyentes de trasfondo musulmán, la fe en Cristo tiene un alto precio. Puede implicar que sus hijos no puedan ir a la escuela, que su ganado no pueda pastar o no tener agua para regar los cultivos. «La persecución es una ola creciente», dice Ruslan. «Empieza poco a poco y luego va aumentando».

Los cristianos aislados de Asia Central dependen de ti, su familia en Cristo, para recibir oración y apoyo.

¿Nos ayudas a mantener abierta la puerta al Evangelio en toda Asia Central? 

Más sobre esta campaña

 

Otras maneras de involucrarte


img alt text
ESCRIBE 
Compañero de oración
COMPAÑERO DE ORACIÓN
img alt text
VOLUNTARIADO
img alt text
HAZ UN DONATIVO
img alt text
LEGADO SOLIDARIO
Recauda
RECAUDA FONDOS