Historias Corea del Norte | 11 enero 2023
Un amor extremo

Rebeca es una increíble trabajadora que lo arriesga todo por compartir el Evangelio.

 

 
Esta valiente trabajadora de Puertas Abiertas se dirige a un lugar secreto para visitar a sus «hermanas»; así es como ella llama a un grupo de mujeres norcoreanas que han huido o han sido introducidas ilegalmente en China.

Rebeca* está en un medio de transporte ilegal que la lleva a toda velocidad a través de un camino oscuro en lo más profundo de la China rural. Permanece atenta para identificar a los policías, quienes comenzarían a hacerle preguntas y la obligarían a enseñar su documentación. El trayecto ha durado horas; ha tenido que utilizar una ruta diferente a la de los viajes anteriores.

Section Image

El trayecto está lleno de peligros. Sin embargo, para Rebeca merece la pena, ya que las mujeres que llegan allí lo arriesgan todo por seguir a Jesús. «Otras como yo han sido capturadas y encarceladas», dice Rebeca. «Pero es un riesgo que estoy dispuesta a asumir por compartir el Evangelio. Al fin y al cabo, las mujeres a las que voy a ver corren un riesgo mucho mayor al venir a escucharlo».

Rebeca es una de esas increíbles trabajadoras de Puertas Abiertas que sirve a los cristianos que están expuestos a la persecución más extrema. Si descubriesen a las mujeres norcoreanas que se reúnen con ella, estas serían deportadas a Corea del Norte y enviadas a un campo de trabajo. Si son descubiertas con una Biblia, toda su familia podría ser encarcelada. Incluso existe la posibilidad de que estas mujeres fuesen ejecutadas.

  

«Repetiría este viaje una y otra vez, incluso aunque solo hubiese una mujer esperándome». 

Lugares peligrosos

Corea del Norte ha vuelto a la primera posición de la Lista Mundial de la Persecución. A nivel global, la persecución es cada vez más extrema y violenta. En países como Afganistán, Irán, Somalia o Eritrea, los seguidores de Jesús pueden ser encarcelados, brutalmente torturados e, incluso, asesinados si su fe es descubierta.

En este momento, hay más cristianos asesinados por su fe que en cualquiera de los últimos 30 años. Se trata de un precio terriblemente alto, pero es un riesgo que creyentes como estas refugiadas norcoreanas están dispuestos a asumir.

Rebosantes de esperanza

«Estas mujeres llevan una vida profundamente miserable», dice la hermana J*, que trabaja con Rebeca. «Muchas mujeres han sido vendidas por los traficantes a hombres que no conocían con el fin de ser sus esposas o darles hijos».

«Están traumatizadas por la vida que han tenido en uno de los regímenes más represivos del mundo. Además, no tienen estatus legal ni libertad cuando llegan a China».

Ora con Rebeca
  • Ora para que Dios proteja a trabajadores como Rebeca, que sirven con valentía a los cristianos perseguidos.

  • Ora por nuevas oportunidades de alcanzar a los creyentes en los lugares más peligrosos y poder seguir fortaleciendo a la iglesia.

  • Ora para que la iglesia global se mantenga unida, en oración y apoyo, frente a la persecución.

Durante los cuatro años que estuvo en el Hogar experimentó un cambio radical de vida. Para ella, su tiempo en este lugar le salvó la vida, en muchos sentidos.

Una oración por Rebeca
Señor, te doy gracias por el trabajo de Rebeca y otros como ella. Te pido que sigas guardándola para que pueda servir a tu pueblo, y también que propicies nuevas oportunidades para servir a los creyentes que sufren persecución extrema. También te ruego que la iglesia en el mundo se mantenga unida en oración y apoyo. Amén.

«A pesar del sufrimiento y de vivir escondidas, estas mujeres están llenas de gozo en Cristo», indica la hermana J. «No se quejan de sus circunstancias, sino que dan gracias por todo. Están rebosantes de alegría y esperanza. Eso solo es posible porque realmente Dios camina junto a ellas».

A medida que la fe crezca entre las mujeres refugiadas en China, la iglesia norcoreana se fortalecerá. La hermana R*, otra trabajadora de Puertas Abiertas en la región, nos dice: «Estas mujeres representan a todas las mujeres de Corea del Norte. No podemos acceder al país, pero ellas acabarán estableciendo una iglesia allí».


Apoyo esencial

Section Image

Desde hace más de 25 años, Puertas Abiertas proporciona ayuda práctica y espiritual a los creyentes. En este momento, tu oración y tu apoyo son más necesarios que nunca.

Como dice la hermana J, «somos un equipo. Nosotras vamos a compartir el Evangelio, pero eres tú quien nos envías allí. Dios toca tu corazón para poder apoyarnos. Sin tu oración y ayuda, no podríamos hacer nada».

Nuestro deber es respaldar a estos trabajadores que lo arriesgan todo para ayudar a nuestros hermanos perseguidos.

«No podemos acceder al país, pero estas mujeres acabarán fundando una iglesia allí».

Siempre que Rebeca llega al punto de encuentro secreto, a oscuras, siente que el miedo recorre su cuerpo. ¿Será demasiado tarde? ¿Habrán descubierto a las mujeres? Cada momento de estas reuniones secretas está lleno de peligros, pero la persecución extrema requiere una respuesta de amor extremo, y eso es lo que ha elegido Rebeca.

30 €
podrían proporcionar una Biblia a cinco creyentes que sufren persecución
DONA AHORA

«Dios nos inspira para llevar nuestro amor y servirnos los unos a los otros a pesar de los peligros. Acompañar a estas mujeres es mi mayor alegría», dice. «Repetiría este viaje una y otra vez, incluso aunque solo hubiese una mujer esperándome».