Noticias Corea del Norte | 05 agosto 2021
(Casi) nadie escapa de Corea del Norte

Durante el pasado año, solo 12 norcoreanos habían llegado a Corea del Sur en el segundo trimestre de 2020. Parecía difícil imaginar que las cifras fueran más bajas que eso: eran las más bajas jamás registradas. Y sin embargo, ha sucedido.

 

 

Es probable que parte de la razón de estos números tan bajos sea la ruta que deben tomar estos fugitivos, viajando a través de Mongolia, Vietnam, Laos, Camboya o Tailandia, y durante la pandemia del covid-19 ha habido restricciones de viaje y confinamiento en muchas de estas naciones.

Sin embargo, la principal causa de esta situación es el bloqueo total de las fronteras de Corea del Norte en un intento de mantener alejadas las infecciones por covid-19, incluidas las órdenes de disparar a matar, lo que dificulta que las personas escapen.

Al mismo tiempo, China repatrió a 50 fugitivos norcoreanos a Corea del Norte el miércoles 14 de julio. Se les preguntará si asistieron a los servicios religiosos o rezaron mientras estaban en China. Ésta es la pregunta más importante para la policía norcoreana, ya que no pueden permitir que ningún cristiano termine en celdas normales de prisión; deben ir a campos de prisioneros políticos.

Independientemente de las respuestas que den, estos norcoreanos terminarán en campos de prisioneros, donde probablemente mueran por ejecución o como resultado de las terribles condiciones y el maltrato.

Hay varios cientos más de fugitivos norcoreanos en Shenyang, Tumen y otros centros de detención en China, que también esperan ser enviados de regreso a Corea del Norte y enfrentarán la misma suerte.

Ha habido una larga campaña de la comunidad internacional para plantear el problema a las autoridades chinas y para pedir que los fugitivos norcoreanos sean deportados a Corea del Sur, donde recibirán la ciudadanía como parte de la política de 'Una Corea', en lugar de devolverlos a Corea del Norte, donde se enfrentarán a una muerte casi segura.

Continúa orando por los norcoreanos que están tratando de sobrevivir al bloqueo total en Corea del Norte, especialmente por los creyentes secretos. Pídale a Dios que los mantenga sanos, que provea para sus necesidades y que mantenga a los creyentes secretos fuertes en su fe. Ore por los fugitivos repatriados, especialmente aquellos que pueden haber encontrado en Jesús mientras estaban en China, que Dios los consolará. Continúe orando por los corazones de las autoridades norcoreanas y que finalmente comiencen a cuidar de los millones de personas que viven bajo la opresión, la persecución y el hambre bajo su vigilancia.

Artículos relacionados