Historias India | 01 septiembre 2021
Nikhil

Nikhil* es sólo un adolescente, pero recibió una terrible paliza y se vio obligado a abandonar su casa durante el confinamiento por causa de su fe. 

 

 

Nikhil: «Todo ocurrió para bien»

Nikhil* es sólo un adolescente, pero recibió una terrible paliza y se vio obligado a abandonar su casa durante el confinamiento por causa de su fe. Ha sido ayudado y animado por su pastor, y por los colaboradores locales de Puertas Abiertas que pudieron proporcionarle ayuda alimentaria de emergencia. Esta es la historia de la valentía y la lucha de Nikhil, compartida por él y su pastor junto a un socio local de Puertas Abiertas.

«¿Por qué no entiendes cuando te decimos algo? ¿No te hemos dicho que dejes el cristianismo? ¿Por qué sigues yendo a la iglesia? Ahora, por tu culpa, la gente de nuestra casta nos odia. Somos el hazmerreír de nuestro pueblo».

Nikhil

Esto es lo que le dijeron los hermanos de Nikhil el día antes de que se fuera de casa. Empezaron a propinarle patadas y golpes; estaban todos borrachos y habían perdido el control.

El padre de Nikhil también lo ridiculizó diciendo: «Has traído toda la vergüenza a mi nombre en el pueblo. Deja mi casa y vete con los cristianos». No era la primera vez que Nikhil recibía una paliza.

«Muchas veces sufrí las palizas y los moratones en silencio porque me quedaba poco tiempo para terminar la escuela y quería esperar a eso. Sin embargo, se estaba volviendo demasiado difícil soportarlo todo. Aquel día me apalearon terriblemente, el dolor estaba más allá de lo que podía soportar».

Ese día, después de la paliza, Nikhil se fue a su habitación llorando. Metió un juego de ropa y unos cuantos libros de la escuela en su bolsa y le dijo a su padre con lágrimas en los ojos: «Me voy y nunca volveré a tu casa. He estropeado tu nombre y tu reputación con mi fe, que no puedo negar por ningún precio».
 

Fue una osadía por parte de Nikhil, ya que todo esto ocurrió cuando se había impuesto el confinamiento en todo el país a causa del Covid-19.

Nikhil fue entonces a casa de su pastor, que le permitió quedarse con él durante unos días. Luego dispuso que Nikhil se alojara en el salón de la iglesia, proporcionándole algo de comida que tenía en su casa. Pero como el propio pastor tenía problemas económicos a causa del confinamiento, tenía muy poco que compartir.

El pastor se puso entonces en contacto con los colaboradores de Puertas Abiertas, que le proporcionaron inmediatamente alimentos y otros productos básicos que necesitaba para mantenerse. También proporcionaron alimentos a la familia del pastor, ya que éste no tenía ninguna fuente de ingresos durante el tiempo que duró el encierro.

El pastor de Nikhil también había asistido a un curso de preparación para la persecución impartido por los colaboradores de Puertas Abiertas en el pasado, y había aprendido sobre la persecución en la vida de un cristiano.

« Nikhil proviene de una casta alta. Su padre y sus hermanos son estimados en la sociedad y su fe cristiana les estaba creando una situación muy embarazosa. El cristianismo se considera falsamente como una religión extranjera que sólo los pobres abrazan a cambio de dinero o beneficios materiales».

Ora con Nikhil

Ora por Nikhil*, un hermano en Cristo de sólo 18 años que fue expulsado de su casa por su familia durante el confinamiento por causa de su fe. Afortunadamente, su pastor pudo permitirle quedarse en la iglesia, y los colaboradores locales de Puertas Abiertas pudieron proporcionarle ayuda alimentaria vital:

  • Ora para que Dios siga proveyendo para las necesidades de Nikhil y le ayude a completar sus estudios.

  • Ora para que se mantenga fuerte en su fe, a pesar de los desafíos que ha enfrentado.

  • Ora también para que Dios ablande los corazones de los miembros de su familia hacia él, y que ellos también lleguen a la fe en Jesús.

«He estropeado tu nombre y tu reputación con mi fe, que no puedo negar por ningún precio.»

Perder a una ser querido otra vez

Section Image

Pero Nikhil se aferra a Jesús. «Hace unos años, conocí a Jesús a través de mi pastor. Todo lo relacionado con Jesús me conmovió y me pareció que Él era todo lo que necesitaba en mi vida. Entonces empecé a ir a la iglesia con regularidad. Aunque lo hacía en secreto, la gente informó a mi familia y me odiaron por ello».

Ahora Nikhil sigue en la iglesia y es animado regularmente por su pastor. El pastor dice: «Nikhil viene de una familia rica, pero ahora no tiene nada debido a su fe. Sin embargo, es rico en Jesús. Sus padres le llamaron hace unas semanas y le dijeron que, si renunciaba a su fe, tendría su parte de tierra, casas y otras cosas, pero él se negó rotundamente».

Con sólo 18 años y sin experiencia de vivir solo, las cosas fueron difíciles para Nikhil. «Al principio tenía un poco de miedo, pero sabía lo que hacía. Nunca dejaré a Jesús. Considero una alegría sufrir por Cristo».

Section Image

Sus ojos brillan con audacia: «Cuando los miembros de mi familia, especialmente mi hermano mayor, me golpeaban, no era capaz de pensar en nada, sólo oraba dentro de mi corazón. Aunque sufría durante todo esto, nunca sentí que Dios estuviera muy lejos. De hecho, sé en mi interior que Dios permitió que todas estas cosas sucedieran para bien. Me acordé de las palabras de Mateo 5: 10-11, donde Jesús dijo: “Bienaventurados los que sufren por mi causa y por la justicia, porque de ellos es el Reino de Dios”. Así que ahora soy aún más fuerte en mi fe».

Nikhil también está muy agradecido a los colaboradores de Puertas Abiertas que le hicieron llegar esta ayuda.

59€
Podrían formar a 1 líder para dirigir talleres de supervivencia a la persecución
DONA AHORA

Mi propia familia me repudió, pero ahora vosotros sois mi familia.

«Doy muchas gracias a Dios por mi pastor y por todos los que me han apoyado. Me habéis apoyado en mi desesperada y dolorosa situación y estoy muy agradecido».

Puertas Abiertas trabaja a través de las iglesias locales asociadas en la India distribuyendo Biblias y otros libros cristianos, proporcionando formación, apoyando a los creyentes para que pongan en marcha pequeños negocios, proporcionando ayuda legal a los que son acusados falsamente y proporcionando ayuda y socorro urgente a los cristianos perseguidos, entre otros proyectos.

A pesar de la pandemia, los colaboradores de Puertas Abiertas siguen tendiendo la mano y proporcionando ayuda a los cristianos que se enfrentan a la persecución.