Noticias Nigeria | 23 mayo 2022
Líder secuestrado muere en su cautiverio
Más de 2.500 cristianos fueron secuestrados el año pasado.

 

 

El reverendo Joseph Akete Bako servía a la comunidad católica de San Juan en Kudenda, estado de Kaduna, en el norte de Nigeria, antes de que hombres armados lo secuestraran en su casa en la madrugada del martes 8 de marzo. Durante el asalto, mataron a un guardia de seguridad y se llevaron a otras cuatro personas de las casas cercanas.

El reverendo Bako murió «a manos de sus secuestradores entre el 18 y el 20 de abril», dijo la archidiócesis de Kaduna en un comunicado, citado por UCAN. La noticia de la muerte no se ha hecho pública hasta ahora, ya que «se han verificado cuidadosamente las circunstancias que condujeron a su muerte y la fecha del incidente», dice el comunicado.

Al parecer, el hermano del reverendo Bako fue asesinado tras protestar por el trato que los secuestradores daban a su hermano.

El líder de la iglesia tenía problemas de salud y no se le permitía acceder a los medicamentos que necesitaba. Cuando su hermano protestó por este trato, lo mataron delante del reverendo Bako. Después, su estado se deterioró, según declaró al periódico nigeriano Punch el canciller de la archidiócesis, el padre Christian Okewu Emmanuel.

«No hemos recuperado su cadáver, pero hemos confirmado su muerte».

Christian Okewu Emmanuel

«No hemos recuperado su cadáver, pero hemos confirmado su muerte. Las personas que fueron secuestradas junto con él lo vieron morir», dijo.

Mientras tanto, otro sacerdote católico, también del estado nigeriano de Kaduna (norte) y que fue secuestrado a finales de marzo, fue liberado el 3 de mayo.
 

Modelo de negocio

Los secuestros son un hecho casi cotidiano, que se ha convertido en un «modelo de negocio» para grupos islamistas como Boko Haram, los militantes fulani y otros grupos armados que operan en el norte y el centro del país.

Aunque todos los nigerianos son víctimas de secuestros, los cristianos pueden ser especialmente vulnerables debido a su fe. El año pasado, 2.510 cristianos fueron secuestrados por motivos relacionados con la fe, frente a los 990 del año anterior, según los datos recogidos por la unidad de investigación de Puertas Abiertas.

En un intento de frenar la oleada de secuestros, uno de los mayores problemas de seguridad del país, el Senado de Nigeria aprobó el mes pasado un proyecto de ley que prohíbe el pago de rescates a los secuestradores. Quienes paguen para liberar a alguien, pueden ser condenados a una pena de prisión de al menos 15 años. El proyecto de ley también permite la pena de muerte para el secuestrador en los casos en que las víctimas mueran.

El director de campo de Puertas Abiertas en África, George Williams, expresó su preocupación por la nueva ley. «No podemos imaginar la difícil situación de las familias de los secuestrados», dijo.

«Se encuentran en la indescriptible situación de intentarlo todo para salvar a sus seres queridos con escasos recursos o posibilidades. Estas familias experimentan un trauma repetido y a menudo son tratadas como algo secundario; en medio del trauma, debemos unirnos a ellas». Williams renovó el llamamiento al gobierno «para crear un enlace con las familias que mantenga un canal de comunicación claro, informando y ayudando a las familias traumatizadas por los secuestros». 

 

40 €
Podrían dar formación bíblica a un creyente en un país con persecución extrema.
DONA AHORA
Mantente al día
Recibe las últimas noticias y conoce cómo ser parte de la respuesta.
SUBSCRÍBETE AHORA

Artículos relacionados


ORA

Ora a Dios por el consuelo de los amigos y familiares de este líder cristiano.
Pide a Dios por fortaleza para toda la iglesia en Nigeria.
Ora para que Dios toque los corazones de los radicales y estos sean trasnsformados.

UNA ORACIÓN POR LA IGLESIA DE NIGERIA

Señor, te ruego que, ante esta tragedia, Tú consueles a los familiares y amigos del reverendo Bako, a fin de que encuentren paz en ti. Te pido que fortalezcas a tu pueblo ante la amenaza de los radicales, y también que estos sean tocados por ti para que dejen de perseguir a los cristianos y te conozcan. Amén.