Alertas de Oración Bangladés | 09 febrero 2022
Cristianos de Bangladés aprenden a leer la Biblia

A través del trabajo de nuestros colaboradores locales los creyentes tienen la oportunidad de leer por primera vez la Biblia.

 

 

«Antes no podía leer la Biblia», dice Jinara. «Gracias a la formación, he aprendido a hacerlo, y ahora puedo leer la Biblia y aprender historias que cuento a los demás. Me hice creyente gracias a esta capacitación». 

En Bangladés existen más de 200 centros de alfabetización para adultos que, solo en 2021, lograron beneficiar a más de 3000 personas, enseñándoles a leer y escribir.

El profesor Sumi

«Los estudiantes están aprendiendo a leer la Biblia, y así pueden conocer más acerca del ministerio de Jesucristo y sus milagros», dice Sumi.

«Deseo alcanzar las almas de los vecinos a través de la palabra de Dios, para que conozcan el plan de salvación. Ellos adorarán y clamarán al Señor. Comparto este sueño con mi familia de trasfondo musulmán, pues nuestra vida cambió al conocer a Jesús, y anhelamos que los demás musulmanes conozcan la verdad, y se acerquen al Señor».

Extendemos nuestro agradecimiento a la comunidad cristiana que a través de sus oraciones han logrado mantener firme a la iglesia perseguida de Bangladés durante el pasado 2021.

Damos las gracias a todos aquellos que, a través de sus oraciones, han logrado que la iglesia perseguida de Bangladés se mantenga firme durante el pasado 2021, y pedimos que, durante este nuevo año, se comprometan nuevamente con nuestra familia perseguida, en Bangladés y en el resto del mundo.

Artículos relacionados


ORA

Ora para que más personas puedan conocer a Dios a través de estas clases de alfabetización y para que la fe de los creyentes sea fortalecida.
Ora por el crecimiento de la iglesia en Bangladés, así como por el trabajo de los colaboradores locales sirviéndola.
Ora para que, este 2022, el Cuerpo de Cristo sea fortalecido para afrontar los cambios con valentía.

UNA ORACIÓN POR LOS CRISTIANOS DE BANGLADÉS

Señor, te doy gracias por el trabajo que ha podido realizarse con los creyentes en Bangladés. Te pido que sigas proveyendo los recursos para mantener la labor, y dando aún más para ser más excelentes. Te pido que estos cursos sirvan para atraer a muchos a ti. Amén.