Noticias Irán | 15 noviembre 2021
Opresión contra los cristianos iraníes
Se pide la investigación de las violaciones de la libertad religiosa en Irán.

 

 

Mientras cinco conversos iraníes son citados a prisión esta semana, Puertas Abiertas ha pedido al comisionado de Derechos Humanos de la ONU que investigue las violaciones de la libertad religiosa contra los cristianos en Irán, especialmente su falta de lugar de culto.

En una carta conjunta firmada por otras nueve organizaciones cristianas, Puertas Abiertas insta a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a que intervenga «en favor de los cristianos de habla persa en Irán, cuyo disfrute del derecho a la libertad de religión o de creencias y de expresión está siendo violado de forma exhaustiva, ya que actualmente no disponen de ningún lugar donde puedan reunirse para celebrar culto».

Hay cuatro iglesias de habla persa en Irán que han permanecido abiertas, pero están vigiladas estrechamente y no se les permite recibir visitantes o nuevos miembros.

Esto ha obligado a los cristianos a intentar reunirse en sus casas, algo que el gobierno iraní considera un acto hostil «contra la seguridad nacional». Los castigos incluyen acoso, redadas, detenciones, multas y penas de prisión.

Puertas Abiertas solicitó a la Alta Comisionada, no sólo que «aclare dónde pueden reunirse libremente los cristianos de habla persa para celebrar su culto sin arriesgarse a ser acosados y encarcelados por cargos excesivos», sino también que «ponga fin a la actual represión de las iglesias en casa... y a todas las redadas, detenciones... y otras formas de maltrato».

En la carta, las diez organizaciones también piden a Bachelet que trabaje por «la liberación incondicional de los presos de conciencia cristianos actualmente encarcelados o exiliados por practicar pacíficamente sus creencias religiosas».

Propaganda

La carta conjunta se ha entregado con el telón de fondo de cinco cristianos conversos que se preparan para ir a la cárcel por practicar su fe.

Amin Khaki, Milad Goodarzi y Alireza Nourmohammadi, de Fardis, cerca de la capital, Teherán, han recibido la orden de presentarse en la cárcel el 10 de noviembre para iniciar sus condenas de tres años de prisión.

Los tres conversos iraníes fueron acusados de «realizar propaganda que educa de forma desviada en contra de la sagrada religión del islam», por sus actividades cristianas. La acusación se basa en las modificaciones del código penal que el presidente iraní promulgó en febrero. Los activistas de derechos humanos habían advertido que las enmiendas a los artículos 500 y 499 del código harían aún más vulnerables a las minorías religiosas, incluidos los cristianos.

A otros dos cristianos conversos, Sasan Khosravi y Habib Heydari, se les ha dicho que vuelvan a la cárcel de Bushehr el 11 de noviembre para cumplir el resto de sus condenas de un año por «propaganda contra el Estado mediante la promoción del cristianismo», según el artículo 500. Fueron puestos en libertad provisional en marzo, sólo un mes después de que comenzaran a cumplir sus condenas de un año. Una vez que haya terminado su tiempo en la cárcel, Khosravi también tendrá que pasar dos años en el exilio en otra parte del país.

Mientras tanto, su hermano, Sam Khosravi y su esposa Maryam Falahi, siguen esperando el resultado de un recurso que presentaron ante el Tribunal Supremo para conservar la custodia de su hija adoptiva, Lydia. En julio del año pasado, un tribunal dictaminó que no eran «aptos» para ser padres de una niña que la ley considera musulmana.

Artículos relacionados


ORA

Ora por la libertad definitiva para estos creyentes, para que no tengan que regresar a la prisión.
Ora para que el recurso presentado por Sam Khosravi y su esposa tenga una resolución favorable para esta familia.
Ora para que la situación cambie en Irán y los creyentes puedan reunirse con libertad.

UNA ORACIÓN POR IRÁN

Señor, te doy gracias por la libertad que muchos de tus hijos muestran cuando son perseguidos. Te pido que Tú hagas un milagro en las vidas de estos creyentes, para que obtengan la libertad definitiva y no tengan que volver nunca más a prisión. También te pido por la resolución que espera esta familia, para que sea favorable a sus intereses y su hija pueda permanecer con ellos. Señor, transforma la situación de Irán para que tus hijos puedan adorarte libremente. Amén.