Noticias 20 octubre 2021
Los gobiernos intensifican el acoso a los grupos religiosos
En 2019 los gobiernos de todo el mundo impusieron altos niveles de restricciones a la religión.

 

 
En 2019, el mundo fue testigo de menos ataques terroristas relacionados con la religión, pero las restricciones a la libertad religiosa impuestas por los gobiernos alcanzaron un máximo histórico, según un nuevo informe.

Desde que comenzó su investigación en 2009, no ha habido tantos países con al menos niveles «altos» de hostilidades sociales relacionadas con la religión, dijo el Centro de Investigación Pew, con sede en Estados Unidos, en su último estudio anual sobre las restricciones a la religión en 198 países. En 2019, 43 países informaron de niveles entre «altos» y «muy altos» de violencia y acoso contra grupos religiosos por parte de individuos y grupos privados, frente a los 53 del año anterior.

La puntuación global de las hostilidades sociales relacionadas con la religión disminuyó en todas las regiones, excepto en la región de Oriente Medio y Norte de África, donde «se mantuvo estable y relativamente alta» en comparación con el resto del mundo.
El estudio de Pew de 2019 es la última instantánea de la organización sobre el estado global de la libertad religiosa antes del inicio de la pandemia de Covid-19 en todo el mundo.

Uno de los factores que contribuyen al descenso de 2019 es que menos países experimentaron el terrorismo relacionado con la religión, incluyendo muertes, abusos físicos, desplazamientos, detenciones, destrucción de la propiedad, y la recaudación de fondos y el reclutamiento por parte de grupos terroristas, dijo el informe. Las únicas excepciones se encuentran en el África subsahariana, donde el mismo número de países informó de incidentes terroristas relacionados con la religión.

Los investigadores dijeron que esta disminución general reflejó una disminución del terrorismo mundial, aunque grupos como el Estado Islámico y los talibanes continuaron llevando a cabo ataques en 2019. Por ejemplo, los atentados suicidas del Domingo de Pascua de 2019 en Sri Lanka, en los que murieron y resultaron heridas cientos de personas, fueron llevados a cabo por un grupo que prometió lealtad al IS.

Incluso cuando la violencia disminuyó en 2019, los gobiernos de todo el mundo impusieron altos niveles de restricciones a la religión, continuando la tendencia de 2018. «El número total de países con niveles «altos» o «muy altos» de restricciones gubernamentales aumentó en 2019 a 57 (29% de todos los países en el estudio)», dijo Pew. «Esto es un país más que en 2018 e iguala la marca más alta del estudio, de 2012». La mayoría de estos países podían encontrarse en la región de Asia-Pacífico y en la región de Oriente Medio y Norte de África.

El informe mostró que los gobiernos intensificaron el acoso a los grupos religiosos, e interfirieron en el culto. En 2019, hubo informes de acoso en al menos 180 países, frente a los 175 de 2018. Y mientras que en 2018 hubo informes de interferencia en el culto en 156 países, en 2019 los gobiernos de 163 países obstaculizaron de alguna manera las actividades de culto.