Noticias Pakistán | 13 septiembre 2022
Los cristianos siguen sufriendo condenas por blasfemia y ataques violentos en Pakistán
La minoría cristiana sigue siendo objeto de discriminación, acoso y violencia a causa de su fe.

 

 
El 8 de agosto, un hombre católico murió y tres adolescentes resultaron heridos cuando dos pistoleros en moto abrieron fuego en una colonia cristiana de la ciudad de Mastung, a 45 km al sur de Quetta, en el centro oeste de Pakistán. La víctima, Wilson Masih, era hermano de Hendry Masih, un diputado cristiano del Parlamento de Pakistán que fue asesinado por su guardaespaldas en Quetta en 2014.
 

Blasfemia

El 4 de julio, Ashfaq Masih, de 34 años, mecánico de bicicletas cristiano del barrio de Green Town, en el noreste de Pakistán, fue condenado a muerte por blasfemia durante una discusión con un cliente, Muhammad Irfan.

Irfan había pedido a Masih que no le cobrara por la reparación de una bicicleta porque era seguidor del sufismo y de sus santos, pero el mecánico «rechazó su petición, diciendo que sólo seguía a Jesús y que no le interesaba la condición religiosa de Irfan como musulmán», dijo el abogado de Masih, Riaz Anjum, a Morning Star News. Masih fue entonces detenido y acusado de falta de respeto al profeta Mahoma.

El propietario de la tienda de bicicletas niega los cargos y cree que el caso contra él se basa en una conspiración entre su casero, Muhammad Ashfaq, y Muhammad Naveed, propietario de un taller de reparación de bicicletas cercano. Ambos hombres habían acosado a Masih en el pasado y «Masih cree que [ellos] conspiraron para implicarlo en un caso de blasfemia utilizando a Irfan», dijo Anjum.

Las leyes de blasfemia son bien conocidas por ser utilizadas para ajustar cuentas personales»

En otro caso de blasfemia, el 8 de junio, el Tribunal Superior de Lahore confirmó la condena a muerte de dos hermanos cristianos que fueron declarados culpables en 2018 de publicar contenido blasfemo en internet. Qaiser y Amoon Ayub han mantenido que son inocentes. Los dos hermanos llevan en prisión desde 2011 y ahora dicen que llevarán su caso al Tribunal Supremo.

Aunque la blasfemia se castiga con la muerte en Pakistán, y muchos han sido condenados en virtud de estas leyes, nunca se ha ejecutado a nadie por ello.
 

Aumento de casos

La región centro-occidental del país, fronteriza con Afganistán, ha experimentado un aumento de la violencia en los últimos meses, provocado por grupos separatistas y militantes islamistas.

Mientras tanto, a pesar de la absolución de la pena de muerte de Asia Bibi por parte del Tribunal Supremo en 2019, el número de casos de blasfemia que involucran a los cristianos también ha ido en aumento, según el informe sobre el país de Puertas Abiertas.

«Las leyes de blasfemia son bien conocidas por ser utilizadas para ajustar cuentas personales, obtener beneficios personales o para satisfacer los rencores que un vecino pueda tener contra otro», señala el informe.
 
40 €
Podría proporcionarle una Biblia a un creyente que enfrenta una persecución extrema.
DONA AHORA
Mantente al día
Recibe las últimas noticias y conoce cómo ser parte de la respuesta.
SUBSCRÍBETE AHORA

Artículos relacionados


ORA

Ora para que Dios fortalezca la fe de aquellos que están en prisión.
Ora por consuelo y ánimo para los familiares de los acusados.
Ora por autoridades que actúen justamente y defiendan a las minorías.

UNA ORACIÓN POR LOS CRISTIANOS DE PAKISTÁN

Señor, te doy gracias por tu pueblo en Pakistán, y te ruego que continúes guradando a tus hijos del enemigo. Te pido especialmente por aquellos que están en prisión por causa de la fe, para que tu les fortalezcas y des paz. Amén.