Noticias India | 07 marzo 2022
Familias cristianas son golpeadas y forzadas a huir
Un grupo de creyentes se negó a abandonar su fe y fueron golpeados con palos y zapatillas.

 

 
En una aldea remota de la India, donde algunas familias se habían convertido al cristianismo, los vecinos celebraron una reunión en la que se convocó a los creyentes y se les interrogó. Les amenazaron con que debían abandonar su fe cristiana. Cuando se negaron, les golpearon con palos y zapatillas.

Ni siquiera perdonaron a un niño pequeño entre ellos, al que también golpearon con zapatillas. Los aldeanos les amenazaron con que serían expulsados si no adoraban a los dioses y diosas del pueblo. También les quitaron sus móviles y motocicletas; saquearon sus animales.

«Los vecinos también mataron y cocinaron algunos de los animales de los cristianos. Luego expulsaron a los cristianos de sus casas amenazándolos con que los matarían si volvían al pueblo», comparte un colaborador local de Puertas Abiertas.

Todos estos creyentes se escondieron en el bosque e intentaron quejarse en la comisaría de Kukdajhor. Sin embargo, la policía no les ayudó. Amenazaron a los creyentes para que no presentaran una denuncia contra los aldeanos y les obligaron a comprometerse con la gente del pueblo.

Los cristianos que residen en estos pueblos remotos se enfrentan continuamente a estas atrocidades desde hace muchos años. Los vecinos oprimen fuertemente a los creyentes y los acosan social, física y mentalmente. Es muy difícil para los creyentes vivir en un entorno tan hostil. Hay muchos casos en los que tienen que abandonar sus casas, propiedades o tierras y también sus pertenencias son confiscadas.

Artículos relacionados


ORA

Ora para que estos creyentes sean sanados física, emocional y espiritualmente.
Ora para las familias puedan encontrar un lugar seguro en el que vivir su fe.
Ora para Dios provea los recursos que necesitan estas familias para salir adelante.

UNA ORACIÓN POR LA IGLESIA INDIA

Señor, te ruego que sanes los corazones dolidos de estos hermanos. Te pido que los sanes, liberes y los ayudes también a perdonar a sus enemigos. También que Tú les proveas de un lugar seguro para vivir y practicar su fe. Dales los recursos que ellos necesitan para sobrevivir e, incluso, prospéralos según tu voluntad. Amén.