Noticias Malasia | 12 abril 2021
El sultán de Selangor (Malasia) prohíbe a los no musulmanes de su estado usar “Alá”

En Malasia, un puñado de estados tiene un sultán que gobierna y que también es conocido como el jefe del Islam en su estado. Deben mantener las normas correctas del Islam en su estado.

 

 

El estado de Selangor también tiene su sultán. En 1986, el gobierno de Malasia emitió una declaración que prohibía el uso de la palabra "Alá" entre los no musulmanes y esto ha afectado a los cristianos de habla bahasa desde entonces, porque han utilizado esa palabra como referencia a Dios durante mucho tiempo.

En 2008, Jill Ireland Lawrence Bill, una cristiana nativa de Sarawak, interpuso una demanda "contra el ministro del Interior y el gobierno para defender sus derechos constitucionales que se decían vulnerados por la prohibición local de 'Alá' en las publicaciones cristianas", según un artículo de prensa local. Por ello, cuando el Tribunal Superior falló recientemente en contra de la declaración de 1986, hubo represalias por parte del Sultán de Selangor.

Como líder del islam en Selangor (Malasia Occidental), el sultán Sharafuddin Idris Shah, hizo una declaración la semana pasada prohibiendo a los no musulmanes utilizar las palabras "Alá", así como "Baitullah", "Kaabah" y "Solat" en Selangor a pesar de la sentencia del Tribunal Superior. Hizo esta declaración a la luz de la decisión del Tribunal Superior del 10 de marzo de 2021 que permite a los cristianos de toda Malasia utilizar la palabra "Alá" para referirse a Dios.

Dijo: "¿De qué me sirve ser el jefe del Islam en Selangor si no defiendo el honor de la palabra "Alá" y la santidad del Islam?". A continuación, explicó que la palabra "Alá" es una palabra sagrada para los musulmanes, y no debe ser mal utilizada ni equiparada con dioses de otras religiones.

Además del sultán de Selangor, ha habido muchas otras opiniones contrarias procedentes del público local, de políticos musulmanes y de otros sultanes estatales. "En Malasia, los sultanes de los estados son el guardián del Islam en su estado. Así que, cuando se trata de religión y de proteger el Islam, aunque el tribunal federal tome decisiones, el sultán del estado puede tomar su propia decisión para su estado. La tensión entre el tribunal federal (civil) y el tribunal de la sharia (religioso) aún persiste. Además, el poder de los sultanes en cuestiones religiosas es otra zona gris", dijo Sam*, un colaborador local.

Sin embargo, un abogado cristiano, Stephen*, pudo aportar una perspectiva jurídica a la declaración del Sultán. Dijo: "Esta declaración del sultán Sharafuddin es sólo una declaración y no tiene autoridad absoluta en el Tribunal de Apelación o en el Tribunal Federal. Sin embargo, su declaración puede influir en la futura decisión del Tribunal, especialmente ahora que el gobierno ha decidido recurrir el caso".

"Si se basa este caso únicamente en la Constitución, la decisión será la misma que la del alto tribunal, ya que no hay pruebas que indiquen lo contrario", dijo Stephen. "pero existe la posibilidad de que su caso se vea influenciado por las voces de la etnia mayoritaria del país y del sultán, que es el jefe del Islam".

En cambio, el gobierno del estado de Sarawak (Malasia Oriental) también hizo su propia declaración sobre el caso, ya que la mayoría de los creyentes que utilizan la palabra "Alá" como referencia a Dios son de allí. Dice: "Los musulmanes respetan a los cristianos tanto como los cristianos respetan a los musulmanes, y lo mismo ocurre con las personas de otras religiones. Nunca ha habido restricciones para que los cristianos de Sarawak utilicen la palabra 'Alá' con respeto".

Para ellos, la libertad de usar la palabra siempre ha sido un "factor de unión" y el gobierno estatal no tiene intención de romper esa unidad en breve. "El Gobierno estatal seguirá defendiendo y preservando la tolerancia religiosa de Sarawak, ya que es el factor central de unión para la gente del Estado".

Artículos relacionados