Noticias Camerún | 07 diciembre 2020
Aumentan los ataques de grupos del Estado Islámico en África

Los grupos vinculados al Estado Islámico están cada vez más activos en el África subsahariana, según detalla un estudio sobre terrorismo.

 

 

El Índice Global de Terrorismo 2020 encontró que el número global de muertes por terrorismo disminuyó por quinto año consecutivo y la influencia de grupos afiliados al Estado Islámico siguió disminuyendo.

Sin embargo, el África subsahariana vio un incremento en los ataques. Según un informe, 7 de los 10 países con el mayor aumento de muertes relacionadas al terrorismo se encontraron en esta región.

El número de ataques incrementó mayormente en Burkina Faso, en África Occidental, donde las muertes por terrorismo subieron un 590%.Otros países africanos fueron duramente afectados por el terrorismo, incluidos Mozambique, Mali y Níger.

Burkina Faso, donde los grupos islámicos han estado activos desde 2016, apareció este año y por primera vez en la Lista Mundial de la Persecución de Puertas Abiertas. El aumento de los ataques terroristas el año pasado se refleja en el hecho de que, al entrar en la lista de 50 países, Burkina Faso subió directamente al puesto número 28.

En el norte de Mozambique, un grupo yihadista ha intensificado el número de ataques en la provincia de Cabo Delgado este año, con reportes de decapitaciones. Casi medio millón de personas han huido de sus hogares a causa de la violencia.

Pese a que no son las únicas víctimas de violencia yihadista, los cristianos son a menudo los objetivos preferidos de los terroristas en el Sahel, la cuenca del lago Chad y el Cuerno de África, por nombrar sólo algunos”, dijo Jo Newhouse, portavoz de Puertas Abiertas para África subsahariana.

Si bien el objetivo de los atacantes es eliminar el testimonio cristiano de esas áreas o someterlos al silencio, Puertas Abiertas quiere ayudar a la Iglesia a permanecer en esas área. Su presencia es importante para mantener la cohesión social, pero también se sienten llamados a permanecer y ser sal y luz en sus comunidades. Esto hace que nuestro apoyo y oración por ellos sean absolutamente cruciales”, agregó Jo Newhouse.

Puede parecer que la influencia del Estado Islámico está decreciendo a nivel mundial, pero eso no significa que su ideología yihadista esté desapareciendo, de acuerdo con un informe de World Watch Research publicado a comienzos de este año. “Si no se hace nada para contrarrestar la ideología islamista mediante una difusión igualmente ‘agresiva’ de la ideología religiosa tolerante, entonces los ideólogos y militantes reprimidos simplemente permanecerán sometidos hasta que surjan nuevas oportunidades”, recoge el informe.

Los gobiernos débiles, la corrupción y los conflictos armados contribuyen al clima perfecto en el que los grupos islamistas pueden establecerse, dijo el informe.

Puertas Abiertas hace un llamado a la comunidad internacional para invertir en programas que ayuden a las comunidades a ser más resilientes contra la radicalización y el extremismo violento.

Si bien una respuesta de seguridad a la crisis es vital, la grave situación humanitaria debe abordarse como parte de una respuesta integral a la crisis para prevenir la violencia en el futuro”, dijo Newhouse. “También es necesario apoyar iniciativas destinadas a promover la cohesión social y amplificar las voces de tolerancia y no violencia para contrarrestar las narrativas radicales”, agregó, enfatizando el importante papel que pueden desempeñar las organizaciones religiosas en la prestación de estos servicios”.

Artículos relacionados