Noticias Túnez | 25 agosto 2015
Así es el ambiente en una iglesia secreta de casa

Esto es lo que Pablo debió haber sentido al visitar a las pequeñas iglesias primitivas , hace 20 siglos.

 

 

31 luces brillan en una Iglesia de Casa en el Norte de África.

Risas nos dan la bienvenida a medida que caminamos hacia la pequeña casa blanca en las afueras de una ciudad del sur de Túnez. La casa es pequeña en comparación con las casas de los alrededores. Pasando a través de un pequeño patio que da acceso a la casa -o debería decir la iglesia - mi colega de Puertas Abiertas y yo estamos visitando una iglesia en casa, la primera iglesia en esta ciudad del norte de África.

Hay una pareja que vive en la casa, pero el objetivo principal para rentar la propiedad fue tener una sala de reuniones para los cristianos.

El sol cae directamente y sin piedad sobre la azotea de la casa; la temperatura se ha elevado mucho. No veo ningún aparato de aire acondicionado, sólo un ventilador para mantenernos frescos. El cable del ventilador pasa a lo largo de todo el suelo y desaparece en un enchufe en la pared a pocos metros de distancia. Las cortinas cuelgan de las ventanas, nadie puede ver desde el exterior lo que está sucediendo en esta habitación. En la esquina veo una colección de libros cristianos en algunos estantes. Hay Biblias, Nuevos Testamentos, y alguna que otra literatura cristiana. Las personas que asisten a esta iglesia pueden escoger un libro y pedirlo prestado o comprarlo. Estos libros no se encuentran en una librería local de la ciudad. Cerca de los estantes cuelga una cruz enmarcada con un versículo de la Biblia en letra manuscrita.

Sillas y mesas de plástico se llenan la habitación. Una sola lámpara en el techo nos proporciona luz. El ventilador en el suelo mueve el aire. Este salón es el salón de la iglesia, donde el pequeño grupo se reúne cada semana. Un lugar de encuentro, un lugar de culto, un espacio donde los creyentes se reúnen para la comunión y el crecimiento espiritual. Alquilaron la casa hace un año ya que todos ellos están viviendo con familias no cristianas, por lo que no se pueden congregar en sus propios hogares.

Los jóvenes creyentes están felices con su pequeña iglesia en casa. Ellos están recibiendo el apoyo de un pastor que vive a tres horas de distancia. La iglesia en casa es un resultado directo del Discipulado Talmatha que ofrece Puertas Abiertas en el norte de África.

Artículos relacionados