Donar 
 

Uzbekistán

 

Principales motores de la persecución:

Los motores de la persecución que afectan a los cristianos en Uzbekistán son la paranoia dictatorial (que ha surgido de la opresión comunista y postcomunista) y en menor medida la opresión islámica.

Contexto:

Uzbekistán tiene una de las dictaduras más duras de Asia Central. El régimen hará todo lo posible para permanecer en el poder (todas las formas de oposición y las desviaciones de la norma serán atacadas sin piedad). El cristianismo es considerado como un factor alienante y desestabilizador. Además de esto, los cristianos de trasfondo musulmán (CTM) experimentan una presión adicional en su ambiente social y cultural.

Tipos de cristianismo afectados:

Las cuatro categorías de cristianismo de la LMP existen en Uzbekistán y están experimentando alguna forma de persecución. Las comunidades de cristianos extranjeros o migrantes y comunidades cristianas históricas experimentan menores problemas de parte del Gobierno ya que no suelen evangelizar activamente. Las comunidades de cristianos conversos de trasfondo musulmán (CTM) soportan el peso de la persecución tanto por manos del Estado como de la familia, los amigos y la comunidad. Las comunidades cristianas protestantes no tradicionales sufren ataques, amenazas, arrestos y multas, especialmente cuando las iglesias no han sido registradas.

Opresión en los cinco ámbitos de la vida y la violencia:

  • La opresión general sobre los cristianos, aunque muy alta, bajó muy ligeramente en el período de informe de la LMP 2017.
  • La opresión es extrema en el ámbito privado, nacional y eclesial. La opresión en el ámbito familiar y social se encuentra en un nivel muy alto. Esto es típico de una situación en la que la paranoia dictatorial es el principal motor de persecución.
  • La opresión resultante del motor de opresión islámica está presente principalmente en el ámbito privado, familiar y social y se ejerce sobre todo en los cristianos de trasfondo musulmán (CTM) provocado por el entorno social.
  • Se informó de un número significativo de incidentes violentos que han hecho que la puntuación de la violencia contra los cristianos pase de un nivel ligeramente alto a un nivel alto.
  • La situación general de persecución en Uzbekistán es causada principalmente por un gobierno paranoico que busca aumentar su control sobre todas las áreas de la vida.

Perspectivas de futuro:

El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov, murió el 2 de septiembre de 2016. Fue rápidamente sucedido por el primer ministro Shavkat Mirziyaev. Esto significa que, para los cristianos, poco cambiará: los cuerpos estatales (policía, servicios secretos, autoridades locales del mahalla) seguirán supervisando las actividades religiosas por diversos medios (vigilando casas, interviniendo teléfonos, grupos infiltrados, etc.) y visitando los cultos en las iglesias. Los asaltos a los grupos de cristianos que se juntan en las casas, la confiscación de material religioso, el interrogatorio y la detención de los creyentes continuarán. La opresión y la violencia contra los cristianos de trasfondo musulmán (CTM) por parte las familias, amigos y la comunidad local es probable que continúen y aumenten.