Donar 
 

Somalia

Motores de la persecución:

Los dos principales motores de la persecución son la opresión islámica y el antagonismo étnico. La corrupción y el crimen organizado también se han hecho patentes.

Contexto:

Somalia lleva en la Lista Mundial de la Persecución desde 1993. El islam ya estaba firmemente establecido en Somalia antes de la llegada del cristianismo. El sistema tribal de Somalia —un método informal de gobernar Somalia— es muy resistente a los modelos de gobierno modernos y más robusto que la estructura estatal formal. Desde la caída de Ziad Barre en 1991, Somalia se ha convertido en un refugio seguro para los militantes islámicos. Los cristianos de trasfondo musulmán en el país se han enfrentado a enormes problemas y su asesinato es muy habitual. Una simple sospecha conlleva una ejecución pública sumaria. Al-Shabaab ha orquestado ataques similares contra los cristianos de Kenia.

Tipos de cristianismo afectados:

La única categoría de cristianismo de la LMP que realmente existe en Somalia son las comunidades de cristianos de trasfondo musulmán (CTM). La fe de estos CTM debe permanecer oculta para poder sobrevivir. Todos los motores de persecución activos en el país les afectan. Las comunidades de cristianos extranjeros o migrantes se reducen a capellanías de soldados y trabajadores en Mogadiscio y no son representativas para el análisis de LMP.

Presión en los cinco ámbitos de la vida y violencia:

  • Los cristianos en Somalia sufren una presión extrema en todos los ámbitos de la vida.
  • La presión es más fuerte en los ámbitos privado, nacional y eclesial de la vida, y todos ellos presentan puntuaciones máximas.
  • Si bien la presión derivada de la opresión islámica se manifiesta en todos los ámbitos de la vida, el motor de persecución del antagonismo étnico es más visible en los ámbitos comunitario y familiar de la vida, que tienen una puntuación más baja.
  • La puntuación de la violencia ha aumentado más de seis puntos y está ahora en un nivel muy alto. El motor de persecución corrupción y crimen organizado junto a la falta de estado de derecho en muchas partes del país ha llevado a este incremento de la violencia. La situación general de la persecución en Somalia revela que hay un fuerte deseo en la sociedad de erradicar el cristianismo del país, rayando la limpieza étnica.

Previsiones de futuro:

Se espera que se celebren elecciones en 2017. Cualquiera que sea el resultado, los motores de persecución opresión islámica, antagonismo étnico y corrupción y crimen organizado seguirán operando en el país. Además, en un futuro próximo:

  • Al-Shabaab seguirá teniendo a los CTM como objetivo.
  • Es poco probable que las iglesias en ruinas vuelvan a abrirse.
  • Si las tropas de la Unión Africana dejan el país, Al-Shabaab volverá a envalentonarse y podría suponer otra amenaza para los cristianos en el país y la región.
  • Si las elecciones que se celebrarán en 2017 fueran para peor, la situación en el país podría deteriorarse aún más.