Somalia

  1. Posición en la LMP de 2016:

7º / 87 puntos (LMP 2015: 2º / 90 puntos)

Somalie

  1. Motores de persecución:

  • Extremismo islámico
  • Antagonismo tribal
  • Corrupción y el crimen organizados

  1. Contexto:
  2. Somalia ha estado en la Lista Mundial de la Persecución desde 1993, y casi siempre entre los 10 primeros países. En Somalia, el islam ya estaba firmemente arraigado antes de la llegada del cristianismo. El sistema tribal de Somalia – una manera informal de gobernar el país – opone gran resistencia a los modelos de gobierno modernos y es más robusto que la estructura formal del estado. Desde la caída de Ziad Barre en 1991, Somalia se ha convertido en un refugio seguro para el islamismo radical. Para los conversos que vienen de un trasfondo musulmán, la vida es mucho más complicada en comparación con otros países que son conocidos por perseguir a los cristianos. En Somalia, los cristianos no durarían ni un día en un juicio y ni siquiera tendrían la opción de ser condenados a trabajos forzados. Una mera sospecha puede llevar a una espontánea decapitación pública. Esto debería considerarse en conexión con los ataques que al-Shabaab orquestó contra cristianos en Kenya.

  3. Cristianos afectados:
  4. En Somalia los conversos sufren la peor forma de persecución.

  5. Esferas de la vida y violencia:
  6. Los cristianos de Somalia están sometidos a una enorme presión en todos los ámbitos de su vida. Hay un movimiento fuerte para erradicar el cristianismo de Somalia que está rozando el genocidio o la limpieza étnica. Los cristianos son gente "non grata".

  7. Perspectivas de futuro:

En general, el extremismo islámico, el antagonismo tribal y el crimen y la corrupción organizados seguirán modelando la persecución de los cristianos en Somalia, y será difícil ver renacer una vida de iglesia. Los milicianos de Al-Shabaab seguirán activos en las áreas rurales, lo que significa que seguirán persiguiendo a los cristianos. En las áreas urbanas, el Gobierno seguirá tomando el lugar de al-Shabaab a la hora de complicarles la vida a los cristianos.