Qatar

Posición en la LMP de 2016:

21º / 65 puntos (LMP 2015: 18º / 64 puntos)

qatar

Mecanismos de persecución:

  • Extremismo islámico (principal)
  • Antagonismo tribal (mezclado con el extremismo islámico)

3. Contexto:

El noventa por ciento de una población de casi dos millones está compuesta por trabajadores. Los cataríes (un diez por ciento) disfrutan del PIB per cápita más elevado en el mundo. Los cataríes ven a los expatriados y los trabajadores migrantes como esclavos, y los tratan correspondientemente. La trata de personas y los trabajos forzosos son problemas muy graves. Las condiciones laborales para los trabajadores migrantes pueden llegar a ser inhumanas y peligrosas; se enfrentan a remuneración insuficiente, violencia doméstica, abusos sexuales y a la ausencia de alojamiento apropiado. No es infrecuente que mueran en el lugar de trabajo.

4. Cristianos afectados:

Cristianos migrantes o expatriados; musulmanes convertidos al cristianismo.

5. Esferas de la vida y violencia:

La puntuación es alta, sobre todo en ámbitos privados y de la iglesia. La conversión del islam a otra religión está castigada con pena de muerte y los cristianos convertidos del islam no pueden practicar su fe. Incluso dar la impresión de ser cristiano puede acarrear serias consecuencias. Los cristianos expatriados tienen algo más de libertad para practicar su fe en privado, siempre y cuando no evangelicen a los musulmanes. Los cristianos migrantes tan sólo se pueden reunir en lugares privados y designados para ese propósito. La simbología relacionada con su fe, como pueden ser crucifijos en las iglesias, es ilegal. Hay algunas iglesias en Catar que utilizan los trabajadores extranjeros, sin embargo, los musulmanes convertidos al cristianismo no tienen permitido asistir. Es difícil ser reconocido como iglesia de forma oficial, ya que se necesitan como mínimo 1.500 miembros registrados de la congregación. La mayoría de las iglesias se concentra en un distrito a las afueras de la capital, Doha. A las iglesias no se les permite utilizar sus propios medios para conseguir biblias, sino que tienen que utilizar librerías seculares para importarlas. En un tono algo más positivo, las autoridades cataríes concedieron terrenos a los maronitas libaneses y a congregaciones evangélicas filipinas para que construyeran iglesias. Sin embargo, los musulmanes convertidos al cristianismo sufren agresiones por su nueva fe ya sea por parte de familiares como de compañeros; pero en el mayor de los casos estos incidentes permanecen sin denunciar. En el caso de los cristianos expatriados, si se involucran en actividades misioneras, se arriesgan a ser detenidos y deportados.

6. Perspectivas de futuro:

La situación política, social y económica de Catar parece ser estable y no se espera que vaya a haber grandes cambios en la libertad religiosa de los cristianos.