Nigeria (Norte)

  1. Posición en la LMP 2016:

12º / 78 puntos (LMP 2015: 10º / 78 puntos)

nigeria

  1. Motores de persecución:

    • Extremismo islámico (principal)
    • Antagonismo tribal
    • Crimen y corrupción organizados.

  1. Contexto:
  2. El 29 de mayo de 2015, Muhammadu Buhari tuvo su ceremonia de investidura. En su discurso inaugural prometió traer "más prosperidad" al país, también prometió luchar contra la corrupción y la insurgencia de Boko Haram, un grupo que él describió como sin cerebro y sin Dios y completamente alejados del islam. A pesar de la intención de Buhari de luchar contra Boko Haram, organización que ha sido responsable de mucha de la violencia contra los cristianos en los últimos años, la continuada violencia contra los cristianos en la región de la franja central sigue causando muchísima preocupación.

  3. Cristianos afectados:
  4. La persecución afecta a todos los tipos de cristianismo en muchos de los estados del norte.

  5. Esferas de la vida y violencia:
  6. El nivel de presión sobre los cristianos en Nigeria es comparable al año pasado. Nigeria recibe otra vez la puntuación máxima en el apartado de violencia. Describe una situación de persecución volátil. El hecho de que la presión no sea mayor (en combinación con niveles de violencia que siguen muy altos) se debe a la situación específica de Nigeria: una parte del país sufre mucha persecución (donde hay mayoría musulmana) mientras que la otra parte del país no sufre ninguna (donde hay mayoría cristiana). La persecución en Nigeria produce un nivel relativamente homogéneo de presión en todas las esferas de la vida. La puntuación del ámbito de la comunidad es más alta que en las otras esferas de la vida debido a la exclusión de cristianos de los servicios sociales más básicos y otras formas de discriminación.

  7. Perspectivas de futuro:

Las campañas de Buhari contra Boko Haram han tenido algo de éxito pero ahora el grupo está intensificando sus ataques y haciendo incursiones más frecuentes en países vecinos como Níger, Chad y Camerún. Aunque Buhari intenta contener la amenaza de Boko Haram, es probable que no haga mucho para evitar la violencia perpetrada por pastores y colonos musulmanes de la etnia Hausa-Fulani que están luchando por el control de la región de la franja central de Nigeria puesto que él es de la misma etnia.