Libia

  1. Posición en la LMP de 2016:

10º / 79 puntos (LMP 2015: 13º / 76 puntos)

libia

  1. Motores de persecución:

  • Extremismo islámico (principal)
  • Corrupción y crimen organizados (mezclado con extremismo islámico)

  1. Contexto:
  2. Libia aún está tratando de recuperarse de la revuelta popular y atroz guerra civil que duró de febrero a octubre de 2011 contra el coronel Muammar Gadhafi, quien había estado en el poder durante más de 40 años. Ahora, la influencia del Estado Islámico está creciendo en el país. Además de los retos continuos en materia de seguridad relacionados con la desmovilización, desarme y reinserción de milicias locales por todo el país, Libia también se enfrenta a problemas cada vez más complejos relacionados con el tráfico de personas y contrabando de armas hacia dentro y fuera de su territorio.

  3. Cristianos afectados:
  4. A los trabajadores migrantes cristianos se les permite reunirse en sus propias iglesias, pero a los libios no les está permitido asistir. Los cristianos de nacionalidad libia mantienen su fe en secreto. Las iglesias para libios están prohibidas. La mayoría de los cristianos libios tienen miedo de reunirse con otros creyentes, ya que cualquier tipo de reunión religiosa (fuera del islam) está prohibida para los libios.

  5. Esferas de la vida y violencia:
  6. La situación de la persecución en Libia ha cambiado poco con respecto al año pasado, pero hubo un aumento en los ámbitos de comunidad, nacional y de iglesia; también la puntuación de la violencia ha aumentado este año. Esto sugiere una situación inestable en materia de persecución. La presión de la persecución es bastante homogénea pero con ligeros picos en el ámbito privado y el de iglesia.

  7. Perspectivas de futuro: Debido a la prominencia continuada de milicias locales, incluyendo las milicias salafistas, y la debilidad del Gobierno central del país, los cristianos no pueden esperar que su situación mejore y es probable que los crímenes cometidos contra los cristianos sigan quedando impunes en su mayoría. Los sucesos violentos relacionados con el secuestro y asesinato de migrantes cristianos muestran claramente el poder y la visibilidad de los grupos islámicos radicales, ISIS incluido, en un país que se está hundiendo en la anarquía absoluta. Dado el contexto estructural de impunidad en el que los grupos yihadistas prosperan, no se espera que la situación cambie en un futuro cercano.