Donar 
 

Eritrea

 

Motores de la persecución:

Tres motores de persecución operan en Eritrea: la paranoia dictatorial (principal), la opresión islámica y el proteccionismo denominacional.

Contexto:

Aunque Eritrea ha bajado en puntuación y en posición (debido principalmente a una reducción de la violencia), ha habido un salto hacia arriba en la puntuación con respecto a la década pasada debido a la naturaleza del régimen eritreo, que es de carácter autoritario e intolerante con cualquier forma de asociación, disenso y expresión libre. El intento del Gobierno por controlar todas las instituciones religiosas se hizo particularmente evidente en la deposición y sustitución del patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Eritrea (IOE) en 2007, que desde entonces está bajo arresto domiciliario. También se ha ejercido una gran presión por parte de la IOE sobre aquellos que la abandonan para unirse a grupos evangélicos o pentecostales. La situación en Eritrea también contribuye a la crisis global de refugiados: miles de ellos han abandonado el país. En octubre de 2016, una comisión investigadora sobre Derechos humanos de la ONU investigó la crisis de derechos humanos en Eritrea y recomendó que se llevara al gobierno de Eritrea a la Corte Penal Internacional de La Haya (ICC).

Tipos de cristianismo afectados:

En Eritrea existen todas las categorías de cristianismo de la LMP y se enfrentan a una persecución grave: comunidades de cristianos extranjeros o migrantes, comunidades cristianas históricas, comunidades de cristianos conversos de trasfondo musulmán (CTM), pero en este caso también conversos de un entorno ortodoxo, y comunidades cristianas protestantes no tradicionales.

Presión en los cinco ámbitos de la vida y violencia:

  • En general, la presión sobre los cristianos ha bajado considerablemente en el periodo examinado para el informe de la LMP 2017, pero sigue en un nivel extremo.
  • La presión está en un nivel extremo en todos los ámbitos de la vida con las puntuaciones más altas en los ámbitos nacional y comunitario de la vida. Esto es típico de situaciones en las que la paranoia dictatorial es el principal motor de persecución.
  • En zonas de mayoría musulmana, la persecución es fuerte tanto en el ámbito privado como en el familiar, especialmente cuando afecta a CTM. Este es el resultado del motor de persecución de la opresión islámica.
  • La puntuación de la violencia es menos de un 50% inferior a la de la LMP 2016, pero sigue en un nivel alto. En los últimos años, miles de cristianos han sido arrestados y encarcelados, y muchos han muerto en prisión. Todavía hay muchos cristianos consumiéndose en prisiones por su fe.

Previsiones de futuro:

A pesar de los informes de grupos de protección de los derechos humanos, Eritrea todavía no se ha enfrentado a consecuencias graves por su lamentable historial en esta materia. Teniendo en cuenta tendencias pasadas, lo siguiente parece posible:

  • El gobierno eritreo seguirá con sus modos autoritarios, los eritreos oprimidos seguirán saliendo del país y las comunidades cristianas protestantes no tradicionales seguirán siendo consideradas agentes de Occidente.
  • El Gobierno eritreo seguirá forzando a los cristianos a unirse al ejército sin respetar los derechos de los objetores de conciencia.
  • La Iglesia Ortodoxa Eritrea y los musulmanes radicales seguirán persiguiendo a los nuevos conversos.