Donar 
 

Colombia

Principales motores de la persecución:

Los motores de persecución que afectan a los cristianos en Colombia son la corrupción y crimen organizado, el antagonismo étnico y, en menor grado, la intolerancia secular y el proteccionismo denominacional. La intensidad de los motores de persecución de la corrupción y crimen organizado ha disminuido gracias a las negociaciones de paz entre el gobierno y las guerrillas de la FARC.

Contexto:

Formalmente, Colombia es un país moderno y democrático donde las reglas de la ley son establecidas y la libertad religiosa está garantizada. Aún así, grandes áreas del país se encuentran bajo control del crimen organizado, el cartel de la droga, revolucionarios y grupos paramilitares. En un contexto de impunidad generalizada, todos los habitantes de Colombia sufren el conflicto que ha durado décadas y que aún no ha finalizado, pero los cristianos son particularmente vulnerables a tales hostilidades.

Tipos de cristianos afectados:

De las cuatro categorías de cristianos de la LMP, tres se encuentran en Colombia: las comunidades cristianas históricas, las comunidades de cristianos conversos de trasfondo indígena con religiones tradicionales, y las comunidades de cristianos protestantes no tradicionales. Estos tres grupos pueden ser víctimas de la corrupción y crimen organizado por grupos criminales, aunque esto afecta a los cristianos más abiertos. El antagonismo étnico afecta a todos los tipos de cristianismo en comunidades indígenas y puede llevar a que los cristianos sean expulsados de sus casas. La intolerancia secular afecta a todos los tipos de cristianos en las grandes ciudades que se encuentran bajo control del Gobierno. El proteccionismo denominacional afecta principalmente a los grupos protestantes no tradicionales, particularmente donde los católicos romanos se oponen a las nuevas comunidades evangélicas y pentecostales que están siendo establecidas.

Presión en los cinco ámbitos de la vida y violencia:

  • En general, la presión sobre los cristianos ha aumentado levemente en la LMP 2017 durante el período del informe. No obstante, aún se encuentra en un nivel alto.
  • El motor de persecución de la corrupción y el crimen organizado está presente en todos los ámbitos de la vida. Aun así, la cultura de miedo afecta sobre todo al ámbito social, que mediante él se extiende a los demás ámbitos de vida.
  • El antagonismo étnico se encuentra restringido a comunidades indígenas. El motor de persecución se encuentra principalmente en el ámbito familiar, social y eclesial. En ciertas ocasiones, el motor de persecución llega a mezclarse con la corrupción y el crimen organizado, sobre todo cuando las guerrillas crean conspiraciones junto a los líderes indígenas en contra de los cristianos.
  • La intolerancia secular es una preocupación encontrada principalmente en los ámbitos eclesial y nacional.
  • La violencia continua en un nivel muy alto, pero es menor que en el período de información de la LMP 2016.

Perspectivas de futuro:

La violencia en Colombia seguirá siendo un fenómeno estructural, aunque el Gobierno tenga conversaciones de paz con las FARC y el ELN. En áreas donde el Gobierno ha perdido control de la seguridad pública, los cárteles de la droga y grupos armados ilegales continuarán operando con impunidad. Esto significa que las bandas criminales seguirán teniendo a los cristianos como objetivo. La situación de los cristianos indígenas seguirá siendo extremadamente difícil, ya que los derechos humanos no pueden ser impuestos en los territorios indígenas. También es preocupante para los cristianos ver crecer el motor de la persecución de la intolerancia secular en Colombia. Ese aumento se prevé que se intensificará en el 2017.