Donar 
 

China

Principales motores de persecución:

Opresión comunista y poscomunista (principal) y, en menor grado, extremismo islámico y nacionalismo religioso.

Contexto:

Las pequeñas minorías conversas entre los tibetanos y los uigures musulmanes son objeto de una parte importante de la persecución, pero los cristianos entre la principal mayoría de la etnia han se enfrentan también a mayores restricciones. La campaña para derribar cruces en la provincia de Zhejiang ha terminado, pero las reuniones de iglesia siguen siendo interrumpidas en varias provincias. La nueva ley de ONG ’s y las nuevas propuestas de reglamento sobre religión son muestras de un control más severo sobre los cristianos en particular. Como los cristianos son la fuerza social más grande en China no controlada por el Partido Comunista, se están llevando a cabo cada vez más esfuerzos para tenerlos bajo el control estatal.

Tipos de cristianismo afectados:

Todas las categorías de cristianos de la LMP se ven afectadas por la persecución en China. Mientras que las comunidades de cristianos extranjeros o migrantes, las comunidades históricas cristianas (incluidas las iglesias controladas por el Gobierno) y las iglesias protestantes no tradicionales están controladas y limitadas en su libertad religiosa, las comunidades de cristianos conversos, grupos muy pequeños de cristianos conversos de trasfondo musulmán o tibetano, son los principales objetivos de la persecución. En su caso, el principal responsable no es el estado, sino las familias, las comunidades y los líderes religiosos.

Presión en los cinco ámbitos de la vida y violencia:

  • En general, la presión sobre los cristianos permanece elevada y prácticamente al mismo nivel que en el período del informe de la LMP 2016.
  • La presión es más fuerte en los ámbitos eclesial y privado. Mientras que la presión en el ámbito eclesial es típica para países donde la opresión comunista y poscomunista están presentes, la presión en el ámbito privado apunta a problemas a los que se enfrentan los conversos cristianos de trasfondo musulmán o tibetano.
  • La presión del extremismo islámico y el nacionalismo religioso está presente no solo en el ámbito privado, sino también en los ámbitos familiar y social. La presión de la opresión comunista y poscomunista puede sentirse incluso en estas esferas, por ejemplo, en cuestiones de educación.
  • La violencia está en un nivel muy elevado y ha aumentando en comparación con la LMP 2016, lo que refleja la realidad de que las iglesias eran cerradas y los propietarios presionados para dejar de alquilar los locales a los cristianos. Todavía hay una cifra considerable de cristianos presos.

Perspectivas de futuro:

En los primeros cuatro años de gobierno del presidente Xi Jinping se ha visto una reducción en la libertad en todos los sectores de la sociedad. Esto posiblemente afectará a la Iglesia en un futuro cercano, pues las autoridades locales ya parecen estar volviéndose más restrictivas al enfatizar la ideología comunista y limitar el espacio en el que las iglesias pueden operar, puesto que están bajo presión para adaptar su ministerio. Esto se continuará desarrollando tal y como demuestra la nueva ley de ONG ‘s y las propuestas de reglamentos. La opresión comunista y poscomunista seguirá siendo el principal motor de persecución en China.