Brunéi

Posición en la LMP de 2016:

25º / 61 puntos (LMP-2015: 27º / 58 puntos)

brunei

Motores de persecución:

  • Extremismo islámico (principal)
  • Paranoia dictatorial.

3. Contexto:

Desde hace más de 600 años Brunei ha sido un sultanato, lo cual significa que todas las posiciones importantes las ocupa el mismo sultán; ya sea de primer ministro, ministro de economía, del interior o de defensa, además de líder religioso. La población lo venera y respeta de tal forma que criticarlo es impensable. Su gobierno proporciona servicios médicos gratuitos y subvenciona bienes como arroz y alojamiento. No hay que pagar por la educación en los colegios públicos y los ciudadanos de Brunei no tienen impuesto sobre la renta. Su política se apoya en ingresos públicos provenientes de yacimientos petrolíferos y de gas, que cubren el 90% del PIB gubernamental. La mayoría de los ciudadanos nunca ha vivido bajo otro sistema. El afecto que la población siente hacia el sultán probablemente no cambie a pesar de que en mayo de 2014 anunció la introducción del código penal islámico, o "sharía". La segunda fase, la cual incluía castigos corporales, tendría que haber entrado en vigor en mayo de 2015, pero fue aplazada debido a presión internacional. Minorías como los cristianos, que suman un 16% de la población, se sienten cada vez bajo más presión desde que el sultán se decanta más y más por el islam conservador. Esto parece darle identidad a este pequeño y joven estado, además de servir como elemento unificador en preparación para el momento en el que el país se quede sin petróleo y gas.

4Cristianos afectados:

Sobre todo musulmanes convertidos al cristianismo, aunque cristianos expatriados, cristianos procedentes de iglesias históricas y miembros de iglesias protestantes no tradicionales también se han visto afectados por la ley islámica.

5. Esferas de la vida y violencia:

Los musulmanes convertidos al cristianismo son los que están bajo mayor presión por parte de familiares, amigos y vecinos para que se retracten de la religión cristiana. La creciente influencia del islam conservador afecta a los cristianos tanto en sus vidas privadas como en las laborales. Se discrimina a los cristianos en sus lugares de empleo, especialmente en el sector público, y los niños de familias cristianas se enfrentan a discriminación en el colegio, tanto por sus profesores como por los demás alumnos. Asimismo, se les obliga a cursar clases islámicas. La persecución no ha llegado a ser violenta, sin embargo, ocasionalmente algunos cristianos tienen que cumplir condena en prisión por presunto incumplimiento de la ley. Cristianos convertidos a veces han de huir y esconderse y muchos jóvenes cristianos han dejado el país porque no desean formar parte de una sociedad que se basa cada vez más en la ley islámica.

6. Perspectivas de futuro:

Si se continúa con la introducción de la ley islámica, o "sharía", la minoría cristiana será cada vez más vulnerable ante la presión de los radicales y del gobierno.