Donar 
 

Brunéi

Principales motores de la persecución:

Los motores de persecución que afectan a la población cristiana de Brunéi son la Opresión islámica (principal), entremezclada con Paranoia dictatorial.

Contexto:

Desde hace más de 600 años, Brunéi ha sido un sultanato y el sultán mismo sigue ocupando importantes cargos políticos. El día 1 de mayo de 2014, el Sultán Hassanal presentó la primera de tres fases para la adopción de un código penal basado en la ley sharía. La fase inicial contempla multas y pena de prisión para "delitos" como el embarazo fuera de matrimonio, la propagación de cualquier religión que no sea el islam y la falta de asistencia al llamado a la oración de los viernes. La segunda fase, que incorpora castigos más severos como la flagelación o la amputación por delitos contra la propiedad tenía que haberse hecho efectiva en mayo de 2015, pero ha sido aplazada hasta junio de 2017. Como parte del nuevo reglamento será aplicable a la población no musulmana (aproximadamente el 33% de la población total), se teme que gran parte de los que han recibido mejor educación, entre ellos cristianos, opte por emigrar.

Tipos de cristianismo afectados:

Existen tres categorías de cristianos en Brunéi, según la clasificación LMP. Todos los cristianos de comunidades históricas, comunidades de cristianos conversos de trasfondo musulmán (CTM) y protestantes no tradicionales, se ven afectados en alguna medida.

Presión en los cinco ámbitos de la vida y violencia:

  • El nivel de opresión que sufren los cristianos de Brunéi es actualmente muy elevado, habiendo aumentado de forma considerable desde la LMP de 2016.
  • La opresión es máxima en el ámbito privado y el familiar (con puntuaciones extremas), seguidos del ámbito eclesial (con una puntuación muy elevada). Este patrón es típico para el motor de persecución opresión islámica, ya que está prohibida la conversión y constituye una vergüenza para las familias.
  • La puntuación para el ámbito de violencia no ha variado respecto a la LMP de 2016; sigue siendo muy bajo.
  • La situación global de opresión en Brunéi ha empeorado debido a la introducción del Código Penal sharía, que se aplica tanto a musulmanes como a no musulmanes (con alguna que otra excepción). La opresión en Brunéi nunca ha sido muy violenta, pero impulsa a algunos cristianos a abandonar el país.

Perspectivas de futuro:

El Gobierno continúa ofreciendo cobertura médica gratuita y vivienda subvencionada. No hay tasas estatales para acceder a la educación y los ciudadanos no pagan impuestos sobre la renta. Pero las reservas de petróleo y gas natural son finitas y posiblemente se agoten en la siguiente generación, por lo que el Gobierno tiene que empezar a pensar en alternativas. Esta situación puede llevar a creciente inestabilidad e incluso disturbios, y parece que al impulsar la aplicación de la ley sharía, el sultán se está inclinando por el islam más conservador. Si es así, el motor principal de opresión, que es la opresión islámica, se intensificará. Es una situación difícil para la comunidad cristiana que se enfrenta a cambios en su situación eclesial y a un creciente éxodo de jóvenes cristianos.