Afganistán

  1. Posición en la LMP de 2016:

4º / 88 puntos (LMP 2015: 5º / 81 puntos)

afganistan

  1. Motores de la persecución:

  • Extremismo islámico (principal)
  • Antagonismo tribal (mezclado con extremismo islámico),
  • Corrupción y crimen organizados

  1. Contexto:
    Afganistán está en una región que es inestable desde hace siglos. En Junio de 2014 se celebraron elecciones, ensombrecidas según la opinión mayoritaria por fraude, manipulación en el recuento de votos y violencia. El antiguo ministro de Asuntos Exteriores de la etnia Tajik, Abdullah Abdullah, reconoció su derrota y aceptó a Ashraf Ghani como nuevo Presidente. Fue entonces nombrado "Presidente Ejecutivo" del país, un cargo que no aparece en ningún lugar de la Constitución afgana. La captura de la capital de provincia Kunduz por parte de los Talibanes en Septiembre de 2015, la primera capital de provincia cayendo en dominio completo de los talibanes desde el año 2001, conmocionó a todo el país, a pesar de que la captura no duró mucho y la ciudad fue reconquistada días después. El hecho de que los Talibanes hicieran una declaración pública a ISIS para que se abstuvieran de entrar en su territorio, de convertirse en competidores y – hablando en plata – de meterse en sus asuntos, muestra un creciente nerviosismo entre los grupos islamistas radicales. Se dice que algunos grupos ya se han segregado y jurado lealtad a ISIS.
  2.  

  3. Cristianos afectados:

Cristianos conversos del islam. Para esta edición de la Lista Mundial de la Persecución ya no se incluyeron los cristianos expatriados ya que hay muy pocos y su número sigue aún disminuyendo debido a la situación cada vez más tensa de seguridad. 5. Esferas de la vida y violencia:

Los cristianos abiertamente conversos del Islam son fuertemente presionados por parte de sus familiares, amigos y vecinos para que renieguen de su fe cristiana ya que la conversión es absolutamente inimaginable. Dependiendo de cómo sea la familia, tienen que temer incluso por su vida. Vivir abiertamente como cristiano es simplemente imposible e incluso se han destrozado tiendas u otros negocios por la mera sospecha de que alguien podría ser un converso. Los hijos de los conversos se enfrentan a una vida muy complicada ya que tienen que ocultar la fe de sus padres y a menudo son obligados a vivir una doble vida. Desde el país han ido llegando informes sobre violencia contra cristianos, culminando en el asesinato de tres trabajadores de ayuda humanitaria cristianos de Sudáfrica a finales de Noviembre de 2014. Si sobre alguien cae la sospecha de haberse convertido al cristianismo, es arrestado bajo una retahíla de otros cargos. Muchos cristianos afganos han huido del país y están viviendo en el extranjero.

  1. Perspectivas de futuro:

El pequeño grupo de cristianos conversos permanecerá en la clandestinidad ya que se enfrenta a una estricta oposición por parte de familia, amigos y sociedad. El creciente nivel de violencia contribuye a una sensación generalizada de inseguridad y no hay signos de mejora en un futuro cercano.