Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Vietnam
Dirigente
Presidente Nguyễn Phú Trọng
Población
98,3 millones
Número de cristianos
8,92 millones
Religión principal
Budismo
Gobierno
Estado comunista
Nivel de persecución
violencia
10,0
vida eclesial
14,5
vida civil
14,0
vida social
12,7
vida familiar
8,8
vida privada
12,1
Vietnam

Hay presión sobre todos los cristianos, particularmente a la luz de la fuerte retórica comunista. Los cristianos que hablan abiertamente pueden ser arrestados, y los creyentes a menudo son vistos con sospecha.

¿Cómo es la persecución en Vietnam?

En Vietnam, el nivel de persecución al que se enfrenta un creyente depende de su confesión o procedencia. Las comunidades cristianas históricas como los católicos romanos disfrutan de cierta libertad, aunque pueden ser encarcelados si se vuelven políticamente activos. Las grandes parcelas de tierra que son propiedad de las iglesias católicas (por ejemplo, las escuelas o los conventos de los alrededores) son a veces confiscadas por el Estado con propósitos de urbanización. 

La persecución más intensa está reservada a los protestantes no tradicionales y a los convertidos de las religiones indígenas, especialmente en las zonas más remotas del centro y el norte de Vietnam. La mayoría pertenece a las minorías étnicas del país, como los Hmong, que sufren exclusión social, discriminación y ataques. 

Las casas son a veces destruidas, obligando a los cristianos a abandonar sus aldeas. En algunos casos, los cristianos huyen al extranjero y solicitan asilo (por ejemplo, en la vecina Camboya), sólo para ser enviados de vuelta debido a la presión vietnamita. 

¿Qué ha cambiado durante este año?

La presión sobre los cristianos ha aumentado en casi todas las áreas de la vida. Las nuevas regulaciones sobre religión, implementadas a partir del 1 de enero de 2018, han añadido otra fuente de incertidumbre (aunque en el papel parecían una mejora). Las regulaciones más estrictas sobre la comunicación en Internet han restringido y limitado aún más el espacio del que disfrutan los cristianos. La presión y la violencia contra los cristianos pertenecientes a grupos étnicos minoritarios continúan sin cambios. 

Motores de la persecución


¿Quiénes son los más vulnerables a la persecución?

Hay presión sobre todos los cristianos, particularmente a la luz de la fuerte retórica comunista. Los cristianos que hablan abiertamente pueden ser arrestados, y los creyentes a menudo son vistos con sospecha. Los que se convierten y los protestantes de las zonas rurales suelen sufrir las persecuciones más graves; podrían ser objeto de hostigamiento, discriminación, exclusión social y ataques debido a su decisión de seguir a Jesús. 

¿De qué manera sufren las mujeres la persecución?

A pesar de que el 71% de las mujeres tienen un empleo, la desigualdad de género sigue prevaleciendo en Vietnam. Entre las mujeres cristianas hay preocupación, ya que se enfrentan a diferentes formas de presión y violencia. 

Algunas mujeres cristianas, especialmente las que se han convertido y las de las culturas tribales, son obligadas por sus familias a casarse con no cristianos. Según los pastores, muchos jóvenes conversos dejan de asistir a la iglesia. Dentro del propio matrimonio, las mujeres se enfrentan a la opresión y a las amenazas de divorcio de sus maridos.

Las mujeres y las niñas también son más vulnerables a los abusos sexuales debido a su inferioridad en la sociedad en comparación con los hombres. Esto ocurre especialmente cuando están bajo custodia policial y en las zonas rurales, donde viven muchos cristianos.

¿De qué manera sufren los hombres la persecución?

Los hombres cristianos pueden ser acosados y discriminados en el trabajo debido a su fe, e incluso perder su empleo. Dado que el hombre es el principal sostén de la familia, la pérdida de un trabajo puede paralizar económicamente a la familia y debilitar su posición en la sociedad. Si estos hombres son líderes de la iglesia, estar sin trabajo puede debilitar una congregación e incluso llevar a su cierre.

Los hombres también son blanco de arrestos y secuestros, provocando que muchos huyan de sus aldeas. Una vez en detención, son tratados con dureza, incluso con palizas, y se les presiona para que renuncien a su fe. Según se informa, un creyente fue envenenado por la policía antes de ser maltratado físicamente. Su familia, al visitarlo, lo encontró encadenado a una cama de hospital. 

Conoce a “Ai" y "Liem"”

"Nos hemos convertido desde hace mucho tiempo. Hemos recibido la sanidad y la bendición de nuestro Señor. Él ha cambiado nuestras vidas. No negaremos nuestra fe, aunque nos lo exijáis".

¿Qué hace Puertas Abiertas para ayudar a los cristianos de Vietnam?

A través de los colaboradores de las iglesias locales, Puertas Abiertas apoya a los creyentes vietnamitas proporcionando literatura cristiana, formación de liderazgo y discipulado, proyectos de desarrollo socioeconómico, defensa y ayuda de emergencia. 

Motivos de Oración

  • Oremos para que la sospecha que las autoridades nacionales y locales dirigen a los cristianos se suavice y sea reemplazada por una valoración de su importancia para la sociedad.
  • Pidamos que los creyentes bajo presión para renunciar a su fe tengan la fuerza para aferrarse a Jesús; que esta postura sea poderosa para convencer a sus vecinos y comunidades.
  • Pidamos que los jóvenes cristianos crezcan en su amor por Jesús, su comprensión del evangelio y su aprecio por la Biblia, dándoles una sólida base para la vida.

Una oración por Vietnam

Padre celestial, mantén a tus hijos en Vietnam a salvo, provee para todas sus necesidades y abre oportunidades para la comunión con otros cristianos. Ayuda a los creyentes a mantenerse firmes en su fe a pesar de la tremenda presión que a menudo sufren, y usa su testimonio para inspirar a otros a entregar sus vidas a Jesús. Trabaja en los corazones de los gobernantes locales, para que sus corazones se ablanden hacia los cristianos e influyan en la forma en que otros tratan a los cristianos. Amén.