Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Flag of uzbekistan
Dirigente
Presidente Chavkat Mirziyoyev
Población
30,6 millones
Número de cristianos
350 000
Religión principal
Islam
Gobierno
República autoritaria
Nivel de persecución
violencia
3,5
vida eclesial
16,0
vida civil
13,1
vida social
13,0
vida familiar
12,1
vida privada
15,5
Uzbekistán

En este país, el Gobierno supervisa de cerca a sus ciudadanos y restringe la libertad religiosa.

¿Qué y quiénes causan la persecución?

Hay dos fuentes principales de persecución cristiana en Uzbekistán: el Estado y el entorno musulmán. La persecución del Estado proviene de la policía, los servicios secretos y la majallia (las autoridades locales) que vigilan las actividades religiosas (por medio de micrófonos ocultos, escuchas ilegales, infiltrados, etc.) y asisten a los cultos. También montan redadas periódicas en las iglesias no registradas. La cultura islámica en general hace muy difícil la vida de los conversos.

¿Cómo afecta a los cristianos?

Todas las comunidades cristianas experimentan algún tipo de persecución. Las iglesias ortodoxas rusas son las que tienen menos problemas con el gobierno, porque no suelen intentar contactar con la población uzbeka. Los que se llevan la peor parte, tanto por parte del Estado como por la familia, el entorno y la comunidad, son los cristianos nativos de trasfondo musulmán. Y las iglesias no registradas sufren también continuamente redadas policiales, amenazas, arrestos y sanciones.

El anterior presidente, Islam Karimov, murió el 2 de septiembre de 2016 y el actual es el intransigente Shavkat Mirziyaev. Para los cristianos, no ha cambiado la situación. Sigue habiendo asaltos a las iglesias, confiscación de material religioso, interrogatorios y arrestos de creyentes. Y los cristianos de trasfondo musulmán (CTM) continúan soportando presiones y violencia a manos de sus familias, amistades y comunidades.

Ejemplos de persecución

El Gobierno uzbeko tiene un servicio de vigilancia de las actividades religiosas y de censura de la literatura religiosa. Es complicado registrar una nueva iglesia, y la normativa de registro de las comunidades religiosas ya existentes ha sido endurecida aún más.

El 24 de marzo de 2017 se llevó a cabo una redada en un piso de Tashkent, donde cinco mujeres protestantes se habían reunido para hablar de la fe cristiana. Fueron confiscados libros, un ordenador y una cámara. En abril de 2017 la líder del grupo, acusada de "realizar actividades religiosas no autorizadas", fue sancionada por un tribunal criminal de distrito con una cantidad equivalente a cinco veces el sueldo mínimo. Según fuentes locales, una de las mujeres presentes en la reunión podría haber sido una informadora colocada por las autoridades. (Fuente: forum18.org)

Tu apoyo a través de Puertas Abiertas

Puertas Abiertas apoya a los cristianos de Uzbekistán por medio de contactos y colaboradores a través de: 

  • Proporcionar a los creyentes perseguidos ayuda de emergencia (alimentos, medicinas, ropa, etc.).
  • Distribución de libros y otros materiales cristianos.
  • Formación mediante radiodifusión.
  • Proporcionar refugio, ayuda, formación y material de formación a los creyentes.