Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Flag of sudan
Dirigente
Presidente Omar el-Bashir
Población
41,5 millones
Número de cristianos
1,9 millones
Religión principal
Islam
Gobierno
República
Nivel de persecución
violencia
10,6
vida eclesial
14,7
vida civil
15,0
vida social
14,6
vida familiar
15,6
vida privada
16,1
Sudán

El régimen actual, islamista y totalitario, quiere controlar todos los aspectos de la vida de sus ciudadanos. Salir del islam y elegir el cristianismo se castiga con la muerte.

¿Qué tipo de persecución sufren los cristianos?

Opresión islámica: La élite gobernante pretende imponer un régimen islámico. La apostasía está penalizada y las leyes de blasfemia se están utilizando para procesar a los cristianos. El presidente ha declarado repetidamente que Sudán será un estado islámico.

Paranoia dictatorial: Sudán ha estado gobernado por un régimen autoritario desde que Al-Bashir llegó al poder con un golpe de estado en 1989. El Gobierno está aplicando una política de una religión, una cultura y un idioma. No hay libertad de prensa ni de expresión.

Corrupción y crimen organizado: Sudán es el 5º país del mundo en corrupción según el informe de Transparency International. Asimismo, el Gobierno ha estado armando a las milicias tribales y utilizándolas para la creación de un estado islámico a expensas de las minorías religiosas. Estas milicias han sido acusadas de cometer violaciones de los derechos humanos contra ciudadanos no árabes (incluidos los cristianos).


¿Qué y quiénes causan la persecución?

    La persecución es impulsada por el Gobierno y los musulmanes radicales, a menudo de una forma sistemática que recuerda a políticas de limpieza étnica. Bajo el régimen autoritario de Al-Bashir y su partido, no hay estado de derecho en Sudán. Las leyes de prensa son restrictivas y la libertad de expresión está muy restringida.

    ¿Cómo afecta a los cristianos? 

      El paisaje étnico-cultural del país es complejo: árabes, etnias africanas, musulmanes, cristianos... La secesión de Sudán del Sur en 2011 no resolvió los problemas con los sudaneses de etnia africana, muchos de ellos cristianos que siguen viviendo en el país. Todas las comunidades cristianas en Sudán tienen miedo de conversar sobre su fe con los musulmanes, ya que esto podría interpretarse como un acto que fomenta la apostasía contra el islam. En el último año ha habido detenciones a líderes cristianos y muchas iglesias han sido demolidas o están a la espera de serlo. Muchos cristianos están siendo atacados en los Montes de Nuba, donde hay un conflicto en curso entre fuerzas gubernamentales y rebeldes. Por su parte, muchos conversos de trasfondo musulmán incluso se abstienen de criar a sus hijos como cristianos porque podrían revelar inocentemente la fe de sus padres.

      Tu apoyo a través de Puertas Abiertas

      • Distribución de ayuda y recursos cristianos.
      • Formación bíblica y de preparación contra la persecución.
      • Desarrollo comunitario