Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Qatar
Dirigente
Emir Tamim ben Hamad Al Thani
Población
2,7 millones
Número de cristianos
220 000
Religión principal
Islam
Gobierno
República
Nivel de persecución
violencia
1,1
vida eclesial
13,0
vida civil
12,6
vida social
10,3
vida familiar
11,0
vida privada
14,1
Catar

En este país cuya religión estatal es el islam wahabista, abandonar el Islam se castiga con la muerte.

¿Qué tipo de persecución sufren los cristianos?

Opresión islámica: La religión del estado es el islam wahabí conservador. Los cristianos solo pueden adorar en casas privadas o en recintosdesignados. El proselitismo está prohibido y puede dar lugar a penas de hasta diez años de prisión.

Paranoia dictatorial: Catar es una monarquía absoluta. El Gobierno ha creado un estado de bienestar con muchos beneficios financieros para los nacionales de Catar. El gobierno espera obediencia a cambio y no permite ninguna oposición. Aunque los cristianos extranjeros son relativamente libres para practicar su fe, el Gobierno supervisa todas las actividades.

Antagonismo étnico: El tribalismo sigue desempeñando un papel importante en la sociedad catarí, a pesar de la llegada de la tecnología y la arquitectura modernas. Existe una continua influencia y aplicación de normas y valores ancestrales.

¿Qué y quiénes causan la persecución?

El Gobierno, la comunidad local e incluso la familia pueden ser peligrosos para los cristianos, especialmente para los de trasfondo musulmán. Ninguna religión que no sea el islam está considerada aceptable y la ley sharía prescribe una amplia gama de normas para la vida personal, familiar y comunitaria. Por lo tanto, la sociedad está sujeta a normas islámicas conservadoras, impulsadas por los ciudadanos y por el Gobierno. La religión del estado es estrictamente conservadora.

¿Cómo afecta a los cristianos?

Hay dos grupos de cristianos en Catar que, además, deben tener cuidado de interactuar el uno con el otro. Los trabajadores inmigrantes cristianos son el grupo más numeroso. Muchos viven y trabajan en malas condiciones, y su fe aumenta su vulnerabilidad. Saben que hacer proselitismo está estrictamente prohibido. El otro grupo son los cristianos conversos de trasfondo musulmán, sean locales o no. Estos se enfrentan a la presión de los miembros de la familia y de la comunidad local para que se retracten de su fe. Además, se arriesgan a discriminación, acoso, control e intimidación por parte de los agentes de seguridad. Cambiar de religión en Catar no está permitido oficialmente y puede ser perjudicial para el estatus social y los derechos de propiedad.