Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Nigeria
Dirigente
Presidente Muhammadu Buhari
Población
191,8 millones
Número de cristianos
95,9 millones
Religión principal
Cristianismo e islam
Gobierno
República federal
Nivel de persecución
violencia
16,5
vida eclesial
12,1
vida civil
12,1
vida social
13,1
vida familiar
11,5
vida privada
11,8
Nigeria

Los cristianos sufren la violencia continua del grupo extremista Boko Haram en el noreste del país y los ganaderos musulmanes Fulani en la región central que han destruido cientos de iglesias y han matado a miles de cristianos.

¿Qué y quienes causan la persecución?

La hostilidad hacia los cristianos a menudo se debe a las enseñanzas y prácticas islámicas radicales. Esto se ve reforzado por el hecho de que el islam es la religión predominante en el norte de Nigeria, mientras que el cristianismo predomina en el sur. La rivalidad entre los grupos étnicos del sur y del norte a menudo rebasa la situación original y acaba contribuyendo a la persecución de los cristianos. Los grupos armados radicales como Boko Haram y los ganaderos musulmanes fulaníes han sido especialmente activos en la persecución de cristianos en el norte de Nigeria y en la franja central. La violencia observada en la franja central indica que la persecución violenta a los cristianos se va extendiendo hacia el sur. Además, existe corrupción a todos los niveles de gobierno, y hay grupos criminales (a menudo organizados por etnias) activos en el tráfico humano y de drogas. Ambas actividades repercuten a veces en el aumento de la persecución a los cristianos.

¿Cómo afecta a los cristianos?

La mayoría de cristianos de la parte sur del país viven en un entorno donde se respeta la libertad religiosa. Sin embargo, los cristianos del norte y de la franja central son victimas de la violencia perpetrada por los grupos islámicos militantes. Dicha violencia a menudo causa muertes, heridas y pérdidas de propiedad. También los cristianos pueden ser privados de sus tierras, y por tanto de su medio de subsistencia. Los cristianos del norte de Nigeria, sobre todo los ubicados en los estados sometidos a la sharia, afrontan discriminación y exclusión por ser considerados ciudadanos de segunda. Los cristianos de trasfondo musulmán (CTM) también soportan el rechazo por parte de su familia y presiones para renunciar al cristianismo.

La corrupción ha debilitado el Estado y minado su capacidad para proteger a los cristianos de la violencia perpetrada por grupos como Boko Haram. A veces las iglesias se convierten en vehículos para blanqueo de dinero. Las iglesias sospechosas de estar vinculadas a semejante actividad delictiva (es decir, de recibir donativos de benefactores criminales) a menudo son blanco de la violencia relacionada a la delincuencia organizada.

Ejemplos de persecución

El 13 de noviembre de 2016 cinco aldeas predominantemente cristianas del estado de Kaduna (franja central) fueron atacadas presuntamente por ganaderos musulmanes fulaníes, con un balance de 45 personas muertas.[1]

Cinco aldeas de población mayoritariamente cristiana fueron atacadas y resultaron muertas 45 personas del área de Kauru, perteneciente al estado de Kaduna de la franja central.[2] La incursión se produjo en noviembre de 2016 y la autoría se atribuye a ganaderos musulmanes fulaníes. Los atacantes también incendiaron más de 100 casas, entre ellas ocho casas culto.

En otro ataque llevado a cabo el 7 de septiembre de 2017 por hombres armados, presuntamente procedentes del grupo de ganaderos musulmanes fulaníes, fueron asesinados 20 cristianos nigerianos de la aldea de Ancha Bassa, situada en el estado de Plateau.

Tu apoyo a través de Puertas Abiertas

Puertas Abiertas apoya a los cristianos de Nigeria por medio de contactos y colaboradores a través de: 

  • Proporcionar a los creyentes perseguidos ayuda de emergencia (alimentos, medicinas, ropa, etc.).
  • Distribución de libros y otros materiales cristianos.
  • Formación mediante radiodifusión.
  • Proporcionar refugio, ayuda, formación y material de formación a los creyentes.


El 20 de julio de 2017 fue atacada por hombres armados una iglesia de la ciudad de Onitsha en el sur de Nigeria, con un balance de 12 muertos y 18 heridos.[3]

[1] https://www.worldwatchmonitor.org/2016/11/45-killed-in-yet-another-attack-on-christian-communities-in-kaduna/

[2] https://www.worldwatchmonitor.org/2016/11/45-killed-in-yet-another-attack-on-christian-communities-in-kaduna/

[3] https://www.nytimes.com/2017/08/08/world/africa/nigeria-ozubulu-church-attack.html/