Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Flag of myanmar
Dirigente
Presidente Htin Kyaw
Población
54,8 millones
Número de cristianos
4,3 millones
Religión principal
Budismo
Gobierno
República constitucional unitaria
Nivel de persecución
violencia
7,8
vida eclesial
11,0
vida civil
10,4
vida social
13,2
vida familiar
11,1
vida privada
11,6
Myanmar (Birmania)

Las minorías cristianas (las tribus Chin, Kachin y Karen) sufren opresión y discriminación.

¿Qué y quiénes causan la persecución?

Los líderes budistas (que son monjes) incitan a las comunidades predominantemente budistas a perseguir a los cristianos. El movimiento budista radical Ma Ba Tha y 969 siguen protegiendo el budismo como la religión nacional del país. Aun así, la reciente prohibición de estos movimientos no ha cambiado nada porque han logrado encontrar cómo continuar. Por eso, budistas, musulmanes y familias tribales siguen persiguiendo firmemente a miembros de familias que se convierten al cristianismo, porque la conversión es considerada una traición familiar y comunitaria; y los funcionarios del gobierno local, especialmente en las zonas rurales, suelen estar de su parte. Esto significa que minorías como los cristianos, que muchas veces no son solo religiosas sino también étnicas, están en desventaja y sin posibilidad alguna de buscar y encontrar justicia. Y además sufren la brutal y casi olvidada larga guerra que el ejército birmano está librando contra los grupos insurgentes.

¿Cómo afecta a los cristianos?

En estados predominantemente cristianos como el de Kachin, Karen o norte de Shan, hasta las iglesias bien establecidas están siendo atacadas. Más de 100.000 cristianos están viviendo en campamentos IDP, privados de comida y medicamentos. A veces los monjes budistas invaden las propiedades de una iglesia y construyen dentro santuarios budistas. Los convertidos son perseguidos por su familia tribal, budista, musulmana, o por la comunidad, porque abandonaron su primera fe, y viven aislados de la vida comunitaria. Las comunidades que pretenden decir “Solo Budistas” impiden que las familias cristianas hagan uso de los recursos de agua comunitarios y, así, hacen que su vida sea imposible. Las iglesias no tradicionales experimentan también oposición, sobre todo en las zonas rurales de Myanmar o si son conocidos por el proselitismo. 

Ejemplos de persecución

En la mayoría de los colegios, antes de empezar las clases, a todos los alumnos (incluidos los no-budistas) se les obliga a recitar una enseñanza u oración budista.

Los convertidos son discriminados de forma muy varia. Por ejemplo, un profesor había preparado una lista de preguntas para que los alumnos prepararan un examen, y se negó a dársela a un estudiante solo por ser cristiano. O una familia logró vender una parcela de tierra para repartir el dinero ganado entre los parientes con derecho a ello y excluyó de entre ellos a los que eran convertidos.

El 25 de mayo de 2017 tres cristianos estaban recogiendo leña en el estado de Kachin cuando fueron detenidos por el ejército y puestos bajo custodia. Sus cuerpos sin vida fueron encontrados tres días después, después de pruebas seguras de haber sido torturados y asesinados por el ejército. 

El 3 de Diciembre, en un bombardeo contra milicias étnicas rebeldes del estado de Shan, el ejército birmano destruyó una iglesia católica.

Dos bautistas, Lanjaw Gam Seng y Dumdaw Nawng Lat, fueron arrestados por el ejército en Enero 2017, y meses después, el 29 de Octubre de 2017 sentenciados a más de cuatro y dos años de prisión respectivamente, solo por haber mostrado a un periodista una iglesia católica bombardeada.

Tu apoyo a través de Puertas Abiertas

Puertas Abiertas apoya a los cristianos de Myanmar por medio de contactos y colaboradores a través de: 

  • Proporcionar a los creyentes perseguidos ayuda de emergencia (alimentos, medicinas, ropa, etc.).
  • Distribución de libros y otros materiales cristianos.
  • Formación mediante radiodifusión.
  • Proporcionar refugio, ayuda, formación y material de formación a los creyentes.