Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Flag of mali
Dirigente
Presidente Ibrahim Boubacar Keïta
Población
19,1 millones
Número de cristianos
425 000
Religión principal
Islam
Gobierno
República
Nivel de persecución
violencia
15,4
vida eclesial
11,4
vida civil
10,1
vida social
11,5
vida familiar
9,2
vida privada
9,9
Mali

Incluso si la situación parece tranquila para los cristianos asentados en el sur del país, los islamistas del norte siguen siendo una amenaza.

¿Qué tipo de persecución sufren los cristianos?

Opresión islámica: En abril de 2012, los musulmanes wahabíes radicales establecieron un sistema islámico con un régimen estricto de la ley sharía en el norte. Aunque la mayoría de los cristianos del norte huyeron, las iglesias en el sur también se han visto afectadas por la creciente visibilidad de varios grupos wahabíes.

    ¿Qué y quienes causan la persecución?

    Aunque, tradicionalmente, los malienses han practicado una versión relativamente tolerante del islam, la versión más radical e intolerante se ha vuelto influyente en los últimos años, especialmente en el norte, y ha dado lugar a una intensa persecución de los cristianos. Grupos extremistas ayudados por miembros vinculados a Al- Qaeda, se apoderaron de una parte significativa de la parte norte en 2012 y aunque estos grupos han sido expulsados de la mayor parte del territorio que ocupaban, su influencia todavía se siente. Además de la radicalización de la población musulmana que estos grupos han causado, la insurgencia continua de estos grupos es una amenaza constante para los cristianos.

    ¿Cómo afecta a los cristianos?

    Cuando los grupos extremistas islámicos tomaron el control de la parte norte en 2012, las iglesias fueron incendiadas y los cristianos tuvieron que huir. El desplazamiento de cristianos que ocurrió entonces todavía afecta a los cristianos que perdieron sus hogares y cuyas iglesias fueron destruidas. Aunque algunos han regresado al norte bajo protección policial, todavía viven bajo la amenaza de ataques islamistas. Las actividades evangelísticas en el norte son especialmente arriesgadas y podrían llevar a ataques por parte de musulmanes radicales. Los misioneros cristianos que operan en Malí también viven bajo la amenaza constante de ser secuestrados y algunos han sido secuestrados por los yihadistas. Los cristianos de trasfondo musulmán corren el riesgo de sufrir violencia y de ser presionados por sus parientes y familiares si se descubre su conversión.

    Tu apoyo a través de Puertas Abiertas

    • Formación bíblica.
    • Cursos de preparación para la persecución.
    • Formación a líderes cristianos.
    • Apoyo económico.