Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Maldives
Dirigente
Président Abdulla Yameen Abdul Gayoom
Población
444 000
Número de cristianos
Varios miles
Religión principal
Islam
Gobierno
República islámica
Nivel de persecución
violencia
1,1
vida eclesial
15,2
vida civil
15,5
vida social
13,5
vida familiar
15,9
vida privada
16,7
Maldivas

Los maldivos no tienen derecho a ser cristianos si quieren preservar su nacionalidad.

¿Qué tipo de persecución sufren los cristianos?

Opresión islámica: El Gobierno se percibe a sí mismo como protector del islam. Ser maldivo es igual a ser musulmán. Los conversos se enfrentan a duras consecuencias como la pérdida de la ciudadanía. No hay cristianos maldivos oficialmente, solo extranjeros.

Paranoia dictatorial: La presidencia anunció un programa para promover la unidad islámica, indicando que las autoridades tomarán medidas ante cualquier desviación de su comprensión del islam.

Corrupción y crimen organizado: Muchas bandas callejeras están controladas por las autoridades y atacan a cualquiera que hable en contra del Gobierno o en contra del islam. Los grupos islamistas que quieren descubrir a cristianos o ateos tienen conexiones con bandas y redes policiales corruptas y violentas.

    ¿Qué y quiénes causan la persecución?

    El Gobierno insiste en que el país tiene que ser dirigido de acuerdo a los principios islámicos conservadores. La libertad religiosa no existe, pero a los cristianos extranjeros se les permite practicar su fe en la máxima privacidad y de forma controlada. Los predicadores islámicos radicales ejercen una fuerte influencia sobre la sociedad con su perspectiva fundamentalista del islam, haciendo imposible que los cristianos, especialmente los conversos de trasfondo musulmán, se atrevan a revelar públicamente su fe cristiana debido al temor a ser entregados a las autoridades gubernamentales.

    ¿Cómo afecta a los cristianos?

    Maldivas tiene una de las densidades de población más altas del mundo, especialmente en su isla principal, Malé. Las comunidades, unidas y homogéneas, sirven como guardianes naturales ante cualquier desviación de sus miembros, también y especialmente en materia religiosa. Por tanto, la conversión al cristianismo puede fácilmente darse a conocer a líderes o autoridades musulmanas. Los cristianos extranjeros, la mayoría de los cuales trabajan en el sector turístico y provienen de la India y Sri Lanka, también son observados de cerca, lo que dificulta mucho la comunión cristiana.