Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Flag of malaysia
Dirigente
Primer Ministro Najib Razak
Población
31,1 millones
Número de cristianos
2,86 millones
Religión principal
Islam
Gobierno
Monarquía constitucionalista federal
Nivel de persecución
violencia
3,9
vida eclesial
9,3
vida civil
12,4
vida social
12,8
vida familiar
14,9
vida privada
12,0
Malasia

El extremismo islámico es la principal fuente de persecución en el país.

¿Qué y quiénes causan la persecución?

La Constitución malaya prohíbe a sus ciudadanos convertirse a otras religiones y limita la propagación de religiones no-musulmanas. Partidos políticos en Malasia como el gobernante UMNO y el opositor PAS defienden y protegen el Islam. Por lo tanto, los funcionarios del Gobierno se esfuerzan por mantener y aumentar la influencia islámica en la sociedad aplicando estrategias de islamización, en detrimento de las minorías no-musulmanas. Varias ONG musulmanas se consideran a sí mismas “campeonas del Islam” y, obviamente, cuentan con el apoyo del Gobierno. Sus declaraciones y acciones suelen servir para provocar desarmonía radical y discriminación religiosa. Y para los cristianos con un trasfondo musulmán, los miembros de la familia son los principales impulsores de la persecución.

¿Cómo afecta a los cristianos?

Los conversos son el grupo que está experimentando la persecución más fuerte, ya que cada etnia malaya se supone que es musulmana. Pero ser converso no es solo algo contrario a la Constitución, sino también contrario a la sociedad en general, a la familia y a la vecindad o comunidad. Y aunque los católicos romanos y los metodistas son observados tanto por las autoridades como por las ONG, la mayor atención se la llevan los grupos protestantes no-tradicionales, que son mucho más activos en testificar de su fe.

La población malaya se beneficia de esta política de acción afirmativa del gobierno, porque los no-malayos son prácticamente  tratados como ciudadanos de segunda clase (y estos incluyen no sólo a la minoría cristiana general, sino a un gran grupo de indígenas cristianos llamados “Bumiputra”).

El jefe del partido PAS, que propuso la introducción del código penal islámico (hudud) en el estado nororiental de Kelantan, calumnió públicamente a los cristianos al afirmar que están usando el dinero como incentivo para convertir a los musulmanes. Con comentarios de ese tipo lo único que hacen es sembrar discordia y odio hacia los cristianos.

Ejemplos de persecución

Cuando se sabe de una conversión al Cristianismo, el cristiano suele ser denunciado a las autoridades islámicas o directamente expulsado de la comunidad. Están excluidos de la herencia y de la custodia de los hijos, que sigue siendo un problema para el cónyuge no-musulmán. Hay familias que, sin embargo, sí aceptan a los conversos y llegan también a conocer, de ese modo, a Cristo también a través de ellos. Y, como el Gobierno está más centrado en la conversión de musulmanes, para los cristianos de trasfondo hindú o budista, la opresión viene más de sus familias que del Gobierno.

Todos los niños de guarderías y escuelas primarias estatales deben recibir educación islámica. En las escuelas públicas solo están obligados a asistir a las clases islámicas los alumnos musulmanes (incluidos cristianos de trasfondo musulmán). Y en el nivel universitario hay una asignatura obligatoria para todos: “Civilización islámica y asiática”, otro instrumento de promoción de la islamización por parte del Gobierno.

El 13 de febrero de 2017, el Pastor Raymond Koh fue secuestrado a plena luz del día por asaltantes desconocidos, al parecer por haber sido acusado de haber participado en la conversión de musulmanes, acusaciones ya investigadas y archivadas por falta de pruebas en 2011.

Otra pareja, el pastor Joshua Hilmy y su esposa Ruth llevan desaparecidos desde noviembre 2016. Y aun después de que la investigación de IMP 2018 finalizara, siguen estando en paradero desconocido.

Tu apoyo a través de Puertas Abiertas

Puertas Abiertas apoya a los cristianos de Malasia por medio de contactos y colaboradores a través de: 

  • Proporcionar a los creyentes perseguidos ayuda de emergencia (alimentos, medicinas, ropa, etc.).
  • Distribución de libros y otros materiales cristianos.
  • Formación mediante radiodifusión.
  • Proporcionar refugio, ayuda, formación y material de formación a los creyentes.