Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Flag of malaysia
Dirigente
Sultán Abdullah of Pahang
Población
32,86 millones
Número de cristianos
2,99 millones
Religión principal
Islam
Gobierno
Monarquía Constitucional Federal
Nivel de persecución
violencia
2,4
vida eclesial
10,0
vida civil
11,5
vida social
12,9
vida familiar
14,3
vida privada
12,1
Malasia

A medida que el número de musulmanes migrantes creció en la región, específicamente en el estado de Sabah, la afiliación religiosa de la zona dejó de ser mayoritariamente cristiana hace varios años.

¿Cómo es la persecución en Malasia?

En Malasia, el gobierno y los grupos religiosos vigilan las iglesias y es ilegal compartir el evangelio con los musulmanes malayos. Los conversos del Islam al Cristianismo son los que más persecución sufren, ya que se espera que todos los malayos étnicos sean musulmanes. Estos creyentes a menudo se ven obligados a ocultar su fe y se reúnen en secreto. Si son descubiertos, podrían enfrentar el divorcio de su cónyuge, el rechazo de su familia o incluso el riesgo de ser enviados a un campo de reeducación.

Por eso la presión es más extrema en las esferas de la vida familiar y comunitaria para los creyentes malayos. Si alguien decide abandonar el Islam, no sólo va en contra de la constitución de Malasia, sino también en contra de la sociedad en general, enfrentando a los creyentes contra sus propios familiares y vecinos.

Sin embargo, aparte del secuestro de ciertos cristianos en los últimos años, la persecución rara vez ha sido violenta en Malasia. El pastor Joshua Hilmy y su esposa Ruth llevan desaparecidos más de tres años, después de haber desaparecido de su casa en el estado de Selangor. El pastor Raymond Koh fue secuestrado mientras conducía por una carretera muy transitada en la ciudad de Petaling Jaya y está desaparecido desde febrero de 2017. Su paradero sigue siendo desconocido y, según las conclusiones de la Comisión de Derechos Humanos del país, la Subdivisión Especial de la policía de Malasia estuvo implicada en el secuestro.

¿Qué ha cambiado durante este año?

Aunque Malasia ha bajado seis puestos en la Lista Mundial de la Persecución 2021 con respecto al año pasado, la realidad de la persecución en el país permaneció en gran medida inalterada. Si bien había cierta esperanza de una nueva apertura en Malasia después de las elecciones de 2018, en gran medida esto no ha sucedido. Las esperanzas que vinieron con el nuevo gobierno y su aparente compromiso con una mayor libertad religiosa han sido reemplazadas por la decepción, y la persecución contra los seguidores de Jesús no ha cambiado mucho en absoluto.

Motores de la persecución

¿Quiénes son los más vulnerables a la persecución?

No hay áreas especialmente vulnerables en materia persecución contra los cristianos en Malasia. Sin embargo, el trabajo misionero islámico entre los cristianos, especialmente entre el grupo de los Bumiputra, se centra en Malasia Oriental. A medida que el número de musulmanes migrantes creció en la región, específicamente en el estado de Sabah, la afiliación religiosa de la zona dejó de ser mayoritariamente cristiana hace varios años.

¿De qué manera sufren las mujeres la persecución?

En Malasia, los derechos jurídicos de las mujeres y niñas se ven socavados por las disposiciones que hacen excepciones a la ley Sharia. Las organizaciones de la sociedad civil declararon en un informe del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de febrero de 2018 que "las mujeres musulmanas disfrutan ahora de muchos menos derechos en materia de matrimonio, divorcio, tutela de sus hijos y herencia que sus homólogos no musulmanes". En el informe también se afirmaba: "Otros ámbitos de grave discriminación contra la mujer en virtud del derecho de familia islámico son el divorcio, la poligamia y el matrimonio infantil".

Estas leyes abren vías para la vulnerabilidad de las mujeres que se convierten del islam al cristianismo, siendo la más frecuente la amenaza de violación y/o el matrimonio forzado con un musulmán. Dado que la edad mínima legal para el matrimonio en las Leyes de la Familia Islámica (16 años para las mujeres) puede reducirse con el consentimiento de un juez de la Sharia, es posible que las niñas se casen. Esta ley puede hacer que las niñas que se convierten al cristianismo sean mucho más vulnerables. El gobierno federal trató de actuar contra los matrimonios de niños, pero se encontró con la amarga resistencia de los estados federales musulmanes conservadores. En algunos casos, las jóvenes cristianas son secuestradas y registradas como musulmanas.

Esta es una táctica efectiva porque una vez que las mujeres cristianas se registran como musulmanas, no hay ningún mecanismo para revertir esto, incluso en caso de divorcio. Además, todos los niños que nacen como resultado del llamado "matrimonio" también se consideran legalmente musulmanes.

Se cree que un pequeño número de conversos han huido o se han escondido para evitar este tipo de castigo familiar por motivos religiosos. 

¿De qué manera sufren los hombres la persecución?

A pesar de la abolición de la Ley de Seguridad Interna de 1960 (ISA) en 2012, cualquier persona sospechosa de violar la seguridad interna corre el riesgo de ser interrogada, independientemente de su raza o religión. Este riesgo es alto para los cristianos debido al temor latente de que los cristianos están en una misión para "cristianizar Malasia", una afirmación repetida por círculos implicados una y otra vez. Este riesgo de ser interrogado afecta más a los hombres que a las mujeres, ya que las mujeres no suelen ser vistas como líderes en la sociedad malaya. La persecución que suele afectar a los hombres cristianos se produce en forma de intimidación a manos de la justicia o por la vigilancia de las autoridades religiosas.

Conoce a “Aina”

“Cuando era musulmana, oraba cinco veces al día durante mi adolescencia para agradar a mis padres. Leía y recitaba el Corán y también ayunaba, pero nunca había experimentado algo así (Cristo) antes”

¿Qué hace Puertas Abiertas para ayudar a los cristianos de Malasia?

Dadas las crecientes restricciones que el gobierno y la sociedad malaya imponen a las iglesias locales y a los nuevos creyentes, Puertas Abiertas pide oración a los cristianos de todo el mundo. La oración es especialmente necesaria por los nuevos creyentes, quienes están sedientos de alimento espiritual y comunión.

Motivos de Oración

  • Ora por los creyentes que buscan reunirse en secreto y pide a Dios que les dé momentos significativos de adoración y compañerismo, junto con la protección que necesitan para reunirse con seguridad.
  • Ora por la libertad religiosa en toda Malasia. Actualmente es ilegal compartir el evangelio con los musulmanes malayos, y también es ilegal que los musulmanes malayos se conviertan del Islam al cristianismo.
  • Ora por los creyentes malayos que han abandonado el Islam y que a menudo son aislados y apartados por sus familiares por abrazar a Jesús. Pide a Dios que les dé una gracia especial para que sepan y sientan que nunca están solos.
  • Ora por sabiduría y audacia para los líderes de la iglesia mientras guían a su gente en el discipulado. Pide a Dios que le dé a los creyentes malayos unidad y fuerza para vivir su fe en cada prueba que enfrenten.

Oración por Malasia

Querido Padre, te pedimos que derribes las fortalezas que buscan detener las Buenas Nuevas de Jesús en Malasia. Por favor, provee una manera para que más personas escuchen el evangelio, lo reciban y encuentren la verdadera esperanza en Dios. Fortalece a la Iglesia en esta época, Señor, y prepárala para la obra que le has encomendado. Oramos para que hagas crecer tu Reino en Malasia de una manera poderosa y muestres a muchos musulmanes malayos quién es Cristo. Te pedimos todo esto en Tu Santo Nombre, Jesús. Amén.