Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información
Vuelve a la Lista Vuelve a la Lista
Saudiarabia
Dirigente
Roi Salman ben Abbdelaziz
Población
32,7 millones
Número de cristianos
1,4 millones
Religión principal
Islam
Gobierno
Monarquía
Nivel de persecución
violencia
4,1
vida eclesial
16,4
vida civil
15,5
vida social
14,2
vida familiar
13,7
vida privada
14,9
Arabia Saudí

En el reino del islam wahabí, no existen iglesias construidas y un saudí no tiene el derecho de convertirse en cristiano.

¿Qué y quiénes causan la persecución?

En líneas generales, los sentimientos anticristianos (y los sentimientos contra cualquier cosa percibida como no musulmana) son algo normal entre los ciudadanos saudíes. Los conversos del Islam al cristianismo sufren opresión sobre todo de su familia y son, en ocasiones, incluso amenazados de muerte. Los agentes de seguridad estatales crean y mantienen un sistema islámico estricto que trata a los cristianos como personas de segunda clase y niega lugares de culto a cualquier otra religión que no sea el Islam. Los líderes islámicos intentan además imponer una ley islámica estricta para todas las personas que vienen a Arabia Saudí, incluidos cristianos. Esto supone un problema al que se enfrentan con gran frecuencia los musulmanes convertidos al cristianismo, pues aún son considerados musulmanes.

¿Cómo afecta a los cristianos?

La mayoría de los cristianos en Arabia Saudí son extranjeros o inmigrantes que trabajan y viven temporalmente en el país y que proceden de países con ingresos medios y bajos, como India, Filipinas y África, pero algunos también proceden de países occidentales.

Además de sufrir explotación y salarios bajos, los trabajadores inmigrantes procedentes de Asia y África están expuestos de forma regular a maltrato verbal y físico, favorecido por su condición racial y su baja situación social, aunque también influye que sean cristianos.

Ven muy restringidas sus posibilidades de compartir su fe cristiana con musulmanes y de congregarse para el culto, porque al hacerlo se arriesgan a ser detenidos y deportados.

Los pocos cristianos saudíes con trasfondo musulmán son los que sufren la mayor opresión. A pesar de todo, el reducido número de cristianos saudíes ha aumentado, y están ganando terreno al compartir su fe cristiana con otros a través de Internet y canales de televisión por satélite. El hecho de compartir públicamente su fe ha dado lugar a graves repercusiones, tanto por parte de sus familias como de las autoridades. 

Ejemplos de persecución

Muchos conversos del Islam al cristianismo sienten una gran opresión familiar y temen sufrir reacciones violentas si descubren sus nuevas creencias. Corren peligro de ser sentenciados a muerte por apostasía, aunque no se sabe que se hayan producido ejecuciones públicas por este motivo en los últimos años. No obstante, no puede excluirse el riesgo de asesinatos extrajudiciales en un intento de salvaguardar el honor de la familia.

Varios cristianos extranjeros han sido arrestados y detenidos durante poco tiempo en algunas redadas realizadas durante la celebración de reuniones. Algunos creyentes locales fueron arrestados y sometidos a falsas acusaciones, como tener contactos con grupos extremistas.

Se sabe del cierre de tres iglesias de casas después de redadas realizadas por la policía.

Los cristianos, tanto si son saudíes como extranjeros, corren el riesgo de ser apresados, maltratados y gravemente amenazados debido a su fe. Muchos fueron obligados a abandonar el país por sus creencias o actividades relacionadas con su fe.

La violación y el acoso sexual suponen un grave problema, siendo las más vulnerables las mujeres cristianas que trabajan como empleadas del hogar.

Tu apoyo a través de Puertas Abiertas

Puertas Abiertas apoya a los cristianos de Arabia Saudí por medio de contactos y colaboradores a través de: 

  • Proporcionar a los creyentes perseguidos ayuda de emergencia (alimentos, medicinas, ropa, etc.).
  • Distribución de libros y otros materiales cristianos.
  • Formación mediante radiodifusión.
  • Proporcionar refugio, ayuda, formación y material de formación a los creyentes.