18 de diciembre: Únete a la iglesia siria en oración

Este domingo, 18 de diciembre, cristianos sirios de distintas ciudades y denominaciones en Siria se unirán para orar por su país sumido en la guerra y la destrucción. Nuestros hermanos nos han invitado a las iglesias de otros países a ser uno con ellos en la oración en este día marcado especialmente para ello:

“Durante la Navidad, alzamos nuestras oraciones no solo por nosotros, sino también por el pueblo y la tierra, para que experimenten la paz, justo como cantaron los ángeles antes del nacimiento del Príncipe de Paz: ‘Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz’. Por esta razón, os invitamos a uniros en vuestra reunión de oración. El 18 de diciembre participarán denominaciones cristianas de toda Siria (incluyendo Damasco, Alepo, Homs, Hama, Kalamoun, Latakia, Tartús, Khirbet). La intención de la oración es por la paz de nuestra amada Siria. La invitación está abierta a todos. ¡Todos sois bienvenidos!”

Estas son las palabras del poster producido por líderes cristianos de Siria, invitando a las iglesias en el mundo a unirse a ellos en oración.

¿Se unirá tu iglesia?

Este domingo es una oportunidad especial para las iglesias de apartar un tiempo y dedicarlo específicamente a orar por Siria y por la situación del pueblo sirio y en especial de nuestros hermanos en la fe, sabiendo que es un día marcado también por ellos para la oración.

Este domingo oremos:

  • Para dar las gracias al Señor porque “lo que es imposible para el hombre, es posible para Dios” y Él es el Príncipe de Paz, el único capaz de traer verdadera paz al corazón del pueblo sirio.
  • Para que el Señor dé protección a los creyentes en Siria durante este domingo 18 de diciembre mientras se reúnen en oración.
  •  Para que los creyentes de todo el mundo acepten la invitación y las oraciones alzadas a Dios muevan Su mano y su corazón en ese país.
  • Para que llegue la paz en todas las regiones de Siria y los desplazados y refugiados puedan volver a sus hogares.
  • Para que en esta época de oscuridad e incertidumbre, muchos descubran la luz y la Verdad de Cristo.