Donar 
 
 

Alertas de oración: 05 de octubre

MALASIA

Quince organizaciones no gubernamentales (ONG) presentaron hace unos días un informe policial contra la portavoz de la asamblea estatal de Selangor, Hannah Yeoh, por intentar predicar el cristianismo a través de su autobiografía, "Becoming Hannah: A Personal Journey" ("Convirtiéndome en Hannah: Un trayecto personal"), que se vende en las librerías a nivel nacional desde 2014.
"Llamaba a los cristianos a volver y construir el Reino de Dios. ¿Qué quiere decir con eso de construir el Reino de Dios? ¿A qué Dios se refiere? Creemos que es un intento de difundir la fe cristiana. Las autoridades deben actuar", declaró Mohamed Hafiz Mohamed Nordin, presidente de Jaringan Muslimin Pulau Pinang (JMPP), una de las ONG musulmanas.
En respuesta, Hannah Yeoh afirmó en las noticias de FMT News (Free Malaysia Today): "El Reino de Dios se menciona muchas veces en la Biblia en cuanto a Su justicia rigiendo nuestros corazones y mentes. Dice que Le amemos, que amemos a nuestros prójimos como a nosotros mismos, que rechacemos la corrupción, que nos humillemos ante Él, que hagamos justicia, que visitemos a los huérfanos y a las viudas. Así, amigo mío, es es el Reino de Dios".
Esto surge entre una ola de muestras de fanatismo religioso que están teniendo lugar cada vez con más frecuencia. Una tuvo lugar en un piso residencial de mayoría musulmana, Flora Damansara, donde los musulmanes empezaron a insistir en que todos los que allí vivían debían observar el código de vestir islámico. Otra fue una entrada en Facebook que mostraba una lavandería autoservicio con un cartel que anunciaba "abierto a musulmanes. Esta tienda solo acepta clientes musulmanes por factores de santidad".
Todo esto ha derivado en una comunidad dividida, los unos contra los otros. Incluso algunos cristianos condenan al lado opuesto. Tales reacciones solo empeoran las cosas. Oremos por los pastores y los líderes para que recalquen las enseñanzas de Jesús sobre el amar y orar por nuestros enemigos. Pese a ser una cuestión muy difícil de predicar, es muy necesaria a la luz de los acontecimientos.
Demos gracias a Dios por la reacción del sultán de Johor. Es la cabeza del islam en el estado donde se encuentra la lavandería. El sultán se mantuvo firme contra el propietario y le ordenó pedir disculpas a él y a sus súbditos por su política discriminatoria. Oremos para que más líderes musulmanes se levanten firmemente como él contra tales fanatismos religiosos.


KIRGUISTÁN

Oremos por el pastor kirguiso Kimil* que sufre persecución. Vive en un pueblo pequeño de Kirguistán, donde también viven muchos uzbekos. Durante varios años Kimil y su familia de trasfondo musulmán (esposa y cuatro hijos en edad escolar) han tenido un pequeño negocio propio: una granja avícola. También es pastor en una iglesia cristiana local y predicaba de manera activa entre musulmanes uzbekos y kirguisos en su pueblo. A las autoridades locales musulmanas no les agradaba su actividad cristiana porque numerosos musulmanes se convirtieron al cristianismo a través de Kimil y amenazaron muchas veces con encarcelarlo, cerrarle el negocio o expulsarlos del pueblo.
En 2017 ha habido numerosos controles por parte de diversas estructuras estatales como servicios de ingresos, sanitarios y epidemiológicos, y la policía financiera también fue a inspeccionar la granja. Kimil hacía sus negocios según todas las normas locales y códigos estatales, pero aun así encontraron diferentes razones para multarlo varias veces. Pagó las multas y siguió con su trabajo. Pero este mes tiene prohibido continuar con su negocio sin ningún tipo de explicación o motivo. La granja avícola es la única fuente de ingresos para la familia de Kimil, así que ahora mismo se encuentran en una difícil encrucijada: dejar su ministerio y la iglesia de su pueblo para ir a la capital y poder sobrevivir o quedarse y seguir luchando.

Oremos por el pastor Kimil y su familia, oremos para que Dios los proteja y les dé la oportunidad de seguir con su negocio para tener ingresos para vivir. Oremos para que el problema se solucione. Oremos también para que las autoridades locales musulmanas y seculares dejen de perseguirlo.

BANGLADESH

Gracias por vuestras oraciones por los refugiados rohingya en Bangladesh. Nos encontramos a muchos de ellos enfermos con fiebre y con una gran necesidad de alimentos y medicina. Algunos estaban viviendo al lado de la carretera, mientras otros estaban viviendo en tiendas improvisadas que proporcionan poca cobertura de la lluvia y las tormentas.
Cuando estuvimos allí, llovió con mucha intensidad. Todo estaba lleno de lodo, con algunas zonas inundadas bajo 60 cm de agua. Tuvimos problemas transportando los artículos al campamento. También tuvimos algunos problemas iniciales con las autoridades, pero demos gracias a Dios porque todo se resolvió amistosamente. Como consecuencia, nuestro equipo pudo distribuir arroz, lentejas, ropa, sal, aceite, patatas y láminas de plástico (para los techos) a 1000 familias.
Demos gracias a Dios por Su mano de guía y protección sobre nuestro equipo mientras distribuía la ayuda. Oremos:
 * Para que el gobierno proporcione un lugar adecuado de refugio y protección para que no tengan que estar diseminados por todo el país.
 * Para que más organizaciones humanitarias ayuden, ya que hay muchos afectados.
 * Y para que la ONU y otras naciones poderosas del mundo negocien un acuerdo con todas las partes que ponga fin a la crisis.

Ayuda humanitaria en Bangladesh
Ayuda humanitaria en Bangladesh

VIETNAM

Hace dos meses, Lee*, un corresponsal local de Vietnam fue a una provincia del noroeste del país por un encargo para visitar a los creyentes perseguidos y proporcionarles ayuda inmediata. De camino a la aldea, perdió el equilibrio en la motocicleta porque la carretera estaba resbaladiza y se cayó, golpeándose la cabeza en el suelo. No fue a ver al médico tras el incidente, ya que pensaba que no era nada grave. No obstante, hace una semana tuvo una cefalea intensa y decidió ir al médico. Los resultados del TAC muestran una lesión cerebral traumática. El médico también le comentó que tenía una enfermedad vascular. Oremos por su inmediata curación.

TraductorEster D.