Noticias China | 24 enero 2022
Nuevas restricciones en China
Los internautas deberán obtener un permiso para publicar contenido religioso.

 

 

Las nuevas Medidas para la Administración de los Servicios de Información Religiosa en Internet, que se publicaron el mes pasado y entrarán en vigor el 1 de marzo, exigen a los internautas que deseen publicar contenidos religiosos que obtengan un permiso.

Las nuevas Medidas para la Administración de los Servicios de Información Religiosa en Internet, que se publicaron el mes pasado y entrarán en vigor el 1 de marzo, obligan a los internautas que deseen publicar contenidos religiosos a obtener un permiso. La licencia sólo está disponible para cualquiera de las cinco instituciones religiosas aprobadas por el Estado, como el Three Self Patriotic Movement (Movimiento Patriótico de las Tres Autonomías).

El objetivo es limitar aún más el alcance del intercambio público de la fe y obligar a todas las religiones a alinearse con el socialismo chino. En diciembre, el presidente Xi Jinping expresó supuestamente su impaciencia por la — a su juicio — lenta aplicación de la «sinicización» de la religión en una reunión de la Conferencia Nacional sobre el Trabajo Relacionado con los Asuntos Religiosos. «Xi indicó que los cristianos, en particular, tienden a realizar actividades de proselitismo, que están prohibidas, y a publicar contenidos religiosos no autorizados en las redes sociales», según la revista de libertad religiosa Bitter Winter.

Para los cristianos de China, esto significa que sólo se puede acceder a servicios en línea, sermones, estudios bíblicos o cualquier otro mensaje religioso (en las redes sociales) en forma de textos, imágenes, audio y vídeo a través de los canales aprobados por el Estado. El contenido ha sido revisado por las autoridades para asegurarse de que está alineado con sus valores socialistas, y en apoyo del Partido Comunista de China. 

Las instituciones religiosas, como los seminarios, pueden formar a sus alumnos mediante plataformas y aplicaciones web aprobadas. El contacto con el mundo exterior sólo puede realizarse a través de redes especializadas en las que se verifica la identidad de los participantes [Global Times].
 

 Desconetados

Debido a la pandemia de Covid-19, los cristianos de China dependen más que nunca de Internet como fuente de información, conexión y estímulo.

«[En los últimos dos años] las reuniones de las iglesias en línea se han convertido en la nueva normalidad», dijo un cristiano local a Puertas Abiertas. «Esta nueva ley pone fin al amplio uso que la iglesia hace de Internet para la evangelización y el alimento espiritual. Como resultado, los cristianos se verán privados del acceso a los recursos espirituales en línea», dijo la fuente.

Ante el aumento de la presión, algunos miembros de las iglesias clandestinas de China han comenzado a abandonar los grupos de chat, dijo la fuente local. Al no saber cómo se va a aplicar la normativa, deciden esperar a ver cómo se desarrolla», dijo.

La aplicación de la ley en toda China es variable, influenciada por las condiciones locales. Los líderes de iglesias que caen bajo sospecha pueden ser invitados a «tomar un té» con las autoridades locales, lo que presagia un nivel moderado de interrogatorio. También pueden recibir advertencias, enfrentarse a detenciones administrativas y otras formas de presión.

Tan pronto como se anunció la nueva normativa, e incluso antes de que se aplicara, algunos de los contactos de Puertas Abiertas en el país fueron contactados por las autoridades locales con un recordatorio amistoso de que debían eliminar los contenidos religiosos que habían publicado anteriormente y suspender las actividades religiosas en línea.

Condena de prisión para un vendedor de libros en línea

Mientras tanto, la distribución de literatura y libros cristianos ha sido el centro de varios casos judiciales. En diciembre, un tribunal de la provincia china de Zhejiang confirmó un veredicto de otro tribunal contra un librero cristiano en Internet, en el que era condenado a siete años de prisión y a una multa de 200.000 yan (unos 30.000 euros) [ChinaAid].

Chen Yu fue detenido en septiembre de 2019 y acusado de «vender publicaciones religiosas extranjeras ilegales por internet» por importar y vender libros de Taiwán. La policía confiscó más de 800 de los libros vendidos al contactar con sus clientes en China (*).

Asimismo, en diciembre, una pareja cristiana de la provincia noroccidental china de Shiaanxi, fue condenada a una pena combinada de 14 años de prisión por imprimir y vender literatura cristiana.

Artículos relacionados


ORA

Ora para que la iglesia sepa manejar las nuevas restricciones y ser astutos en su labor.
Ora para que el gobierno chino cambie la tendencia represiva y vuelva a darse una apertura en el país.
Ora por aquellos creyentes que están sufriendo personalmente la opresión, para que su fe se mantenga firme.

UNA ORACIÓN POR LOS CRISTIANOS DE CHINA

Señor, te doy gracias por tu pueblo en China y por el ejemplo que ellos han dado al resto del mundo durante las últimas décadas. Te pido por aquellos que sufren la opresión, para que su fe no falte cuando los peores momentos lleguen. También te pido que transformes los corazones de los líderes y que la situación de la iglesia y, en general, del país, cambie y haya libertad. Amén.