Noticias Irán | 08 noviembre 2021
«¿Dónde debo practicar mi fe?»

Tres cristianos iraníes preguntan al gobierno dónde podrán practicar su culto libremente.

 

 

Tres cristianos conversos iraníes, que cumplen penas de prisión por su fe, preguntan al gobierno iraní dónde podrán practicar su culto «libre y colectivamente» tras su liberación.
 

Babak Hosseinzadeh y Behnam Akhlaghi formaban parte de un grupo de nueve conversos que fueron detenidos por ser miembros de una casa-iglesia en la ciudad de Rasht, al norte de Irán, en enero y febrero de 2019. Nueve meses más tarde, en octubre, un tribunal condenó a los hombres a cinco años de prisión acusados de «actuar contra la seguridad nacional mediante la promoción del sionismo cristiano». 

A ambos hombres se les concedió recientemente un permiso de unas semanas y durante ese tiempo grabaron mensajes de vídeo en los que pedían a su gobierno que les explicara dónde podrían asistir a la iglesia tras su liberación dentro de unos años. También escribieron una carta conjunta con Saheb Fadaie, un pastor que cumple una condena de seis años de prisión.

«Si me dicen: 'Respetamos tu fe, respetamos tus creencias, y el único problema que tenemos contigo es que asistes a una casa-iglesia', mi pregunta es, si este respeto existe realmente, ¿dónde debería asistir a una iglesia después de mi liberación?», dijo Behnam en su video. «¿Dónde debería practicar mi fe como cristiano?»

 

Sin lugar para el culto

«Los cristianos de habla persa en Irán, quieren practicar pacíficamente su fe y hacerlo con total transparencia», dijo un portavoz de la defensa de Puertas Abiertas. «Desgraciadamente, el gobierno iraní ha creado una situación en la que no hay ningún lugar donde puedan practicar su culto».

Hay cuatro iglesias de habla persa en Irán que han permanecido abiertas, pero están muy vigiladas y no pueden recibir visitas ni nuevos miembros.

«Esto ha obligado a muchos a intentar hacer culto en sus casas, un acto que está protegido para los que practican el islam chiíta pero no para los cristianos», dijo el portavoz. «Si los cristianos conversos son sorprendidos participando en una de las llamadas 'iglesias domésticas', son arrestados y encarcelados bajo la acusación de 'actuar contra la seguridad nacional».

«Así que la cuestión es simple», dijo. «¿Dónde pueden rendir culto pacíficamente los cristianos de habla persa donde su culto no los lleve a prisión?».

La falta de un lugar de culto es una violación de su derecho a la libertad religiosa, tal y como se describe en el artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que Irán ha suscrito. También contraviene la propia Constitución iraní, que garantiza la libertad religiosa a los iraníes zoroastrianos, judíos y cristianos, independientemente de su etnia, género e idioma.

Existe una «gran brecha entre la ley escrita y la práctica de ignorar a muchos cristianos [concretamente a los cristianos de habla persa] y sus derechos básicos... [incluyendo] el derecho a tener un edificio oficial para la iglesia», escriben Babak, Behnam y Saheb en su carta.

«Un rápido vistazo a los cargos y casos que han llevado a la detención de cristianos en los últimos 40 años revela que el motivo de su detención ha estado relacionado de forma práctica con su derecho a tener un lugar de culto colectivo en lengua persa», afirman los tres hombres.

Artículos relacionados


ORA

Oramos por la liberación completa de estos creyentes.
Oramos para que Dios obre en medio de la situación y cambie el corazón de las autoridades iraníes.
Oramos por valentía y denuedo para los cristianos, para que estos sucesos no supongan un menoscabo en su fe.

UNA ORACIÓN POR IRÁN

Señor, te doy gracias por tu obra en medio del pueblo persa y por la multiplicación de creyentes entre ellos en los últimos años. Te ruego que Tú intervengas en la situación de estos creyentes para que sean completamente liberados y puedan vivir vidas en libertad. Transforma el corazón de las autoridades iraníes para que cambien de parecer y protejan a los cristianos.