Alertas de Oración Nigeria | 30 marzo 2022
Cada dos horas un cristiano es asesinado en Nigeria
De media, 13 cristianos son asesinados cada día, y 375 al mes.

 

 

La Lista Mundial de Persecución 2022, reveló que, en 2021, Nigeria registró un número alarmante de asesinatos a cristianos por causa de su fe, colocándose como el primer país con más creyentes asesinados de todo el mundo.

En este sentido, hay registros documentados de, al menos, 4.650 en Nigeria que fueron asesinados durante el período de investigación para la elaboración de la Lista Mundial de Persecución 2022. Estas cifras se limitan únicamente a lo que podemos documentar. Sin embargo, cada día, miles de cristianos sufren persecución, ataques, violaciones, etc. solo por seguir a Jesús.

El epicentro de la violencia yihadista

Los números hablan del horror en Nigeria. Actualmente la persecución en Nigeria, promovida por extremistas islámicos, es clasificada como brutalmente violenta. En la lucha por islamizar al séptimo país más grande del mundo, estos grupos han convertido al país y a la región circundante del Sahel (Burkina Faso, Camerún, Chad, Níger) en el epicentro de la violencia yihadista.

«En términos generales, no hay una sola región en África a salvo del radicalismo islámico», dice Lilia, analista de Puertas Abiertas para Nigeria. «Este fenómeno continúa expandiéndose y ganando territorio, promoviendo la hostilidad hacia las minorías religiosas, incluido el cristianismo».

Los nigerianos viven en constante tensión debido a las frecuentes amenazas y ataques de grupos como: Boko Haram, el ISWAP, los militantes fulani y las bandas criminales que secuestran personas para pedir recompensa y, muchas veces, terminan por asesinarlos.

Los terribles actos rebeldes están en curso

En 2015, el pueblo del pastor Andrew fue atacado por uno de los principales grupos rebeldes en Nigeria, Boko Haram. Destruyeron la iglesia y prendieron fuego a todo el pueblo. Los vecinos no tuvieron más opción que huir, algunos dejando atrás a sus propios hijos.

«El fuego consumió todo el lugar», dijo el pastor Andrew. «Fue tanta la hostilidad que llegué a pensar que no podríamos reunirnos de nuevo para adorar a Dios en el templo».

El pueblo de Andrew es uno de los tantos que el grupo extremista ha atacado desde su fundación en 2002, por lo que el gobierno nigeriano ha intentado detenerlos, sin éxito. Entre las acciones más atroces de Boko Haram, destaca el levantamiento fallido de 2009 al norte del país, y el secuestro de más de 300 niñas en la escuela secundaria de Chibok en 2014.

Uno de los principales blancos del grupo son los cristianos, a quienes ven como una amenaza vinculada a occidente, por lo que con frecuencia atacan iglesias y pueblos con mayoría cristiana.

«Después de perderlo todo, nos dimos cuenta de que Dios es todo lo que necesitamos», expresa el pastor.

La impunidad de los crímenes contra cristianos

Aunque el grupo extremista tiene como uno de los principales blancos al cristianismo, también persigue a quién no comparte la visión radical del islam. Es decir, suelen atacar también a musulmanes moderados, o bien, a quienes no comparten la predicación radical.

Debido a los ataques a musulmanes, Boko Haram se dividió en dos facciones en 2016: una facción afirma ser leal a ISIS, ahora conocido como ISWAP, y no ataca musulmanes; y la otra facción, Boko Haram, también ataca mezquitas y a civiles musulmanes. Ambos comparten un profundo odio a los cristianos.

El ISWAP continúa creciendo y fortaleciéndose. El pasado 21 de enero de 2022, atacaron a la aldea de Piyemi en el estado de Borno, quemando 21 viviendas, destruyendo totalmente una iglesia cristiana, asesinando a varias personas y secuestrando a 16 niñas. Una semana antes, también atacaron al pueblo cercano de Kautikari, asesinando a tres personas, secuestrando a cuatro niñas y saqueando dos iglesias.

Cuatro años atrás, el mismo grupo secuestró a Leah Sharibu y a cien compañeros de clase de sus hijas en una escuela de Dapchi, pasando a formar parte de las miles de historias que ocurren cada año en Nigeria a manos de los radicales.

Los conflictos entre grupos impactan a la comunidad

Más de 38 millones de africanos pertenecen a los fulani, el grupo étnico más grande, distribuido en 19 países de África Central y Occidental. Son conocidos por ser nómadas, ya que recorren un amplio territorio para que su ganado paste.

Los fulani hablan varios idiomas como el inglés, hausa, francés y árabe. Entre ellos hay menos de un 1% de cristianos, siendo la absoluta mayoría musulmana.

Aunque son considerados un pueblo nómada, las condiciones climáticas los han llevado al sur de África, en donde frecuentemente inician conflictos con agricultores nigerianos, muchos de ellos cristianos.

Entre este grupo existe una facción extremista conocida por atacar a las minorías religiosas del cinturón medio de Nigeria. Frecuentemente sus ataques resultan letales, pues queman y destruyen todo a su paso, buscando ganar tierras y eliminar la presencia cristiana de la región.

El pasado mes de abril del 2020, este grupo atacó a la iglesia del pastor Jeremías, quién describió el ataque como brutal, siendo alcanzado por una bala mientras huía de los extremistas.

«Comenzaron a disparar cerca de la aldea, por lo que de inmediato evacuamos a niños y mujeres al pueblo más cercano, mientras que los hombres hacíamos guardia. 15 minutos después rodearon nuestro pueblo, y dispararon a cualquiera que estuviera a la vista. Además, comenzaron a incendiar el pueblo», testifica el pastor. «Fue imposible defendernos de los fulani, por lo que todos buscamos huir a los montes o al siguiente pueblo. Los radicales lograron dispararme mientras corría. Algunos de los nuestros murieron». Aunque los militantes incendiaron todo a su paso, la iglesia del pastor Jeremías, de forma milagrosa, sobrevivió al fuego.

«Cuando vamos a dormir por la noche, no sabemos si despertaremos al día siguiente».

Artículos relacionados


ORA

Ora por aquellos que son acosados, aterrorizados y asesinados por causa de su fe, así como para que Dios transforme los corazones de los perseguidores.
Ora por los niños, viudas y todos aquellos que son especialmente vulnerables, para que Dios consuele sus corazones.
Ora por el gobierno de Nigeria, para que deje de ignorar la situación de los cristianos que sufren persecución y evite que los extremistas continúen sembrando el terror impunemente.

UNA ORACIÓN POR LA IGLESIA DE NIGERIA

Señor, te doy gracias por la resiliencia y el testimonio de tu iglesia en Nigeria. Te pido que los guardes del mal, del extremismo y que protejas su fe para que no tropiecen contigo. Te pido que guardes especialmente a los niños y las viudas, que consueles a todos los que han experimentado de cerca el terror. Amén.