Noticias Kazajistán | 30 septiembre 2021
Aumento del control sobre los cristianos kazajos

Una nueva ley prohíbe la reunión de cristianos sin permiso y registro, lo que aumenta la opresión y el control sobre los cristianos del país, que ya tenían problemas a la hora de reunirse y de vender material cristiano.

 

 

El Ministerio de Información y Desarrollo Social de Kazajistán ha preparado cambios en la Ley de Religión del país para dificultar la celebración de reuniones religiosas fuera de los lugares de culto registrados por el Estado. 

Cualquier comunidad religiosa que no sea propietaria de su propio edificio, así como las comunidades que quieran celebrar una peregrinación u otro evento fuera de su propio lugar de culto, estarían sujetas a nuevos procedimientos burocráticos, si estas enmiendas se envían al Parlamento y se aprueban.

Los cambios en la Ley de Religión requerirían que las comunidades religiosas registradas soliciten permiso para tales reuniones con al menos diez días de antelación y proporcionen detalles exhaustivos sobre el evento propuesto, según la versión de julio del proyecto de enmiendas. Los funcionarios tienen muchas posibilidades de rechazar estas solicitudes.

El borrador de julio de las enmiendas a la Ley de Religión también eliminaría el requisito de que la literatura religiosa publicada por las organizaciones religiosas registradas por el Estado se someta a la censura estatal antes de que pueda ser publicada, distribuida o importada. Sin embargo, cualquier otra persona que produzca material religioso escrito tendría que someterlo a la censura estatal obligatoria previa.

Sin embargo, en el proyecto de julio se reducirían las penas para determinados delitos. Entre ellos se incluyen las reuniones de culto sin permiso del Estado, la celebración de dichas reuniones o el mantenimiento de lugares para las mismas, el ofrecimiento gratuito de material religioso a otras personas sin permiso del Estado, el ofrecimiento de literatura religiosa, iconos u otros artículos a la venta sin permiso del Estado, la venta de artículos religiosos en línea sin permiso del Estado, la publicación de material religioso en línea sin permiso del Estado, el intento de importar literatura religiosa sin permiso del Estado o la oración en mezquitas de formas que la Junta Musulmana, controlada por el Estado, ha prohibido, por ejemplo, utilizando la palabra «Amén». En la actualidad, las personas se enfrentan a multas de aproximadamente el salario medio de un mes para quienes tienen un trabajo formal.

Multados por poner a la venta material religioso

En lo que va de 2021, los tribunales han multado a 26 personas (entre musulmanes y cristianos) y han dado dos amonestaciones verbales por ofrecer a la venta literatura u otros objetos religiosos, como iconos y discos de vinilo, sin permiso del Estado. Casi todas las multas fueron del equivalente a tres semanas de salario medio. 

Los agentes del Departamento de Policía de la Región de Kazajistán Oriental para la Lucha contra el Extremismo suelen ser los que identifican a las personas que ofrecen la venta de material religioso en Internet. En dos casos ocurridos con pocos días de diferencia a finales de marzo en Oskemen, los agentes de Lucha contra el Extremismo enviaron información sobre Aleksandr Novikov y Olga Belokrys a la policía local.

Desde entonces se han producido otros casos similares. El 19 de abril, Sergei Ogonkov fue detenido por la policía en Petropavl cuando iba a reunirse con alguien, que creía interesado en comprar su vieja Biblia para niños por 3.500 Tenge (6 euros). El informe policial sobre su detención y la incautación de la Biblia fue elaborado por el agente Serik Shungulchin. Un «análisis pericial» posterior señaló de la edición de la Biblia que «no hay ningún obstáculo para su uso y distribución en el territorio de Kazajistán». El 13 de julio, el Tribunal Administrativo Especializado de Petropavl impuso a Ogonkov una multa de tres semanas de salario medio. La multa era 29 veces superior a la cantidad de dinero que esperaba ganar con la venta de la Biblia de los Niños.

El 12 de abril de 2021, el Tribunal Administrativo Especializado de Petropavl acusó a Vladimir Savvichev de poner a la venta en Internet nueve discos de vinilo de «La Biblia para los más pequeños» sin permiso del Estado. Fue multado y se le prohibió la actividad de venta durante tres meses.

El 4 de mayo de 2021, Veronika Bezborodova fue acusada de ofrecer dos libros de la Biblia para su venta en línea, sin permiso del Estado, por el Tribunal Administrativo Especializado de Petropavl. También fue multada y se le prohibió la actividad de venta durante tres meses.

En el Tribunal Administrativo Especializado Interdistrital de Nur-Sultan, el 20 de mayo de 2021, Sabira Bakitova fue acusada de ofrecer un libro sobre iconos ortodoxos para su venta en línea sin permiso y recibió una amonestación verbal.

El mismo día y en el mismo tribunal, Anna Yakushonok fue acusada de ofrecer un libro «Una iglesia ortodoxa» para su venta en línea sin permiso, y también recibió una amonestación verbal.

Artículos relacionados