En abril de 2019, la Comisión de Derechos Humanos de Malasia (SUHAKAM) llegó a la conclusión de que Raymond Koh fue víctima de una desaparición forzada por parte del Estado, concretamente de la Brigada Especial del Departamento de Policía de Malasia.

Sin embargo, la familia continúa sin tener respuestas sobre lo que le ocurrió a Raymond o dónde está ahora. Tampoco saben por qué se lo llevaron, aunque se le había acusado de compartir el evangelio con los musulmanes malayos, lo que es ilegal en Malasia.

En su continúa búsqueda de respuestas, la esposa de Raymond, Susanna Koh, ha presentado una demanda contra la policía y el gobierno malayo por el secuestro de Raymond. Ha sido un tiempo y difícil para ella, así como para los hijos de Raymond y Susanna: Elizabeth, Esther y Jonathan.

Ahora, tienes la oportunidad de enviar unas palabras de apoyo a esta familia. Tú puedes ayudar a la familia Koh en sus esfuerzos de defensa, pidiendo verdad y justicia en este caso.

Escríbeles una carta siguiendo las indicaciones y hazles saber que no serán olvidados por sus hermanos de todo el mundo.


NORMAS IMPORTANTES:

  • Haz llegar tu carta o cartas a la dirección de Puertas Abiertas España o utiliza el formulario que encontrarás abajo en el que podrás enviarnos una fotografía de tu carta.
  • Si utilizas el formulario online asegúrate de que la imagen final que nos envías tiene calidad suficiente para leerse sin problemas.
  • No menciones a Puertas Abiertas.
  • Si escribes una postal, envíala en un sobre sin la dirección de Puertas Abiertas en la propia postal.
  • Escribe tu nombre, pero no tu domicilio.
  • No critiques a los grupos armados, al Gobierno, al sistema judicial o a los líderes políticos.
  • No envíes dinero ni hagas propuestas de ayuda.
  • Intenta escribir en inglés o traducir tu carta al inglés.


RECOMENDACIONES:

  • Las tarjetas de felicitación, las ilustraciones o dibujos de los niños y las postales suelen funcionar muy bien.
  • Sé breve y escribe con claridad.
  • Se alentador e incluye 1 o 2 versículos de la Biblia.
  • Muestra sensibilidad, no te centres en la difícil situación del destinatario ni compartas las bendiciones de tu vida en tu país.