Es un tema que, a todos aquellos que nos llamamos cristianos, debería interesarnos, ya que el objetivo de la persecución de los cristianos es erradicar el cristianismo de la región en la que se da, y para ello la mejor estrategia es atacar a la base de la sociedad cristiana, la familia.

¿Puedes imaginar un Oriente Medio sin cristianismo? Según el relato del libro de los Hechos, hace 2.000 años Saulo de Tarso caminaba hacia Damasco, la capital de Siria. En su poder tenía las cartas que le autorizaban a perseguir y apresar a los cristianos que ahí residían.

Si, ciertamente cuando Saulo llego a Damasco ya había cristianos viviendo allí; los cristianos siempre han estado en Oriente medio. En países como Siria e Irak, con varios millones de cristianos que vivieron el azote de ISIS, La última década ha sido nefasta.

En el caso de Siria, con una guerra que continua y que dura ya 10 años, muchas de las familias cristianas han tenido que marcharse y emigrar a occidente. En el caso de Irak, los cristianos que quedan indican que el Estado Islámico se ha ido, pero su ideología aún perdura en muchos de sus habitantes; esto lleva a muchas familias a tomar la decisión de marcharse.

Está peligrosa tendencia que vemos en estos dos países realmente amenaza a todo Oriente Medio, ya que cada vez son mas los países en esta región del planeta que persiguen y recortan las libertades de las familias cristianas, como por ejemplo el caso de Turquía, donde el nacionalismo presiona a las familias cristianas, tanto extranjeras residentes en el país a las que se niegan a renovar sus visados, como a las autóctonas a las que se discrimina, por ejemplo, impidiendo el acceso normal al trabajo. Ante este aumento de la presión anticristiana en el país, cada vez son mas las familias que deciden emigrar y buscar una vida mejor en Europa.


La situación no es mucho mejor en otros países de Oriente Medio, por ejemplo. En Irán las conversiones están prohibidas, solo se permite la libertad de culto a las familias armenias y asirias; sin embargo, son tratados como ciudadanos de segunda y no se les permite compartir su fe con los demás. En Arabia Saudí, los cristianos son apenas unos pocos cientos y rara vez pertenecen a una misma familia; mas bien suele tratarse de personas que de alguna manera tuvieron un encuentro con Jesús y que se han mantenido firmes en la adversidad.

Hay otros muchos países que conforman Oriente Medio y prácticamente en todos ellos las familias cristianas son acosadas y atacadas por el gobierno y la sociedad dificultando así la permanencia y extensión del cristianismo. En lo relativo a la sociedad, quiero dejaros una breve historia que refleja los retos y desafíos que a veces tienen que enfrentar las familias cristianas de esta región.

Recientemente leí el caso de una familia cristiana; el padre era un auténtico evangelista activo y exitoso. Para lograr detener sus actividades, un grupo extremista de la zona decidió secuestrar a su hija y obligarla a casarse con uno de sus miembros dejándola embrazada; de esta manera y según las leyes de dicha comunidad, el cabeza de familia se vería obligado a repudiar a su hija y esto desestabilizaría y rompería su familia. Afortunadamente, tras este terrible suceso, su hija fue rescatada, y las cosas no salieron según los planes de los secuestradores pues la decisión de este padre amoroso fue acoger de nuevo a su hija embarazada, mostrando así el amor de Dios a su comunidad y no permitir que la vergüenza cayera nunca sobre la joven. Finalmente, el secuestrador fue encarcelado acusado de secuestro y violación.

Hay muchos casos como los citados en este artículo en los que podemos ver como el enemigo pretende destruir la familia en Oriente Medio, pero hay algo que me llena de esperanza: miles de familias escogen quedarse y resistir, familias de valientes que enfrentan la adversidad y llenan de testimonio y fruto los lugares más oscuros del planeta. Dios no los ha abandonado y nunca lo hará.

¿Podemos hacer nosotros lo mismo? Quiero animarte a que ores por las familias en Oriente Medio: ¿puedes levantar una oración ahora mismo?