TURQUÍA

Las esperanzas de una inminente liberación del pastor estadounidense Andrew Brunson, encarcelado en Turquía por cargos de terrorismo, se vieron temporalmente frustradas ayer por el tribunal turco, que ordenó su permanencia en prisión y programó la próxima audiencia de Andrew para el 12 de octubre.

Algunos observadores creían que Turquía podría liberar a Brunson, que ha estado detenido durante casi dos años. Brunson era pastor de una pequeña iglesia en Izmir y fue acusado de tener vínculos con partidarios del clérigo musulmán Fethullah Gülen, a quien se culpa del fallido golpe de estado de 2016 contra el presidente Erdogan. 

Brunson niega todas las acusaciones. Según la agencia Reuters, el pastor dijo a la corte en turco: "Es realmente difícil permanecer en la cárcel y estar separado de mi esposa y mis hijos... No hay evidencia concreta en mi contra". Y añadió: "Los discípulos de Jesús sufrieron en su nombre, ahora es mi turno. Soy un hombre inocente en todos los cargos. Los rechazo. Sé por qué estoy aquí. Estoy aquí para sufrir en el nombre de Jesús".

El tribunal escuchó el testimonio de cuatro testigos: tres para la fiscalía y uno para la defensa. Durante casi dos horas en la audiencia, los ex miembros de la iglesia testificaron contra el pastor Brunson, haciendo acusaciones vagas e infundadas. Cuando el juez le pidió a Brunson que respondiera a los testigos, dijo: "Mi fe me enseña a perdonar, así que perdono a los que testificaron en mi contra".

La solicitud del abogado de Brunson para su primera defensa fue rechazada ya que el propio testigo también estaba implicado en la acusación, por lo que tuvo que comparecer otro testigo menos familiarizado con Brunson. Los partidarios del pastor norteamericano se mostraron decepcionados por el resultado ya que a nivel diplomático se habían lanzado mensajes de esperanza.

  • Oremos por el pastor Brunson, para que la fe y la confianza en el propósito de Dios que ha mostrado en el juicio le sostenga durante los próximos meses hasta la próxima vista del juicio.
  • Oremos por su mujer y familia, para que el Señor renueve sus fuerzas y esperanza.
  • Oremos para que este juicio marque un antes y un después en la vida de la iglesia en Turquía y en la situación de libertad religiosa. Turquía necesita el Evangelio de Cristo.

ASIA CENTRAL

Rina *, una joven cristiana de trasfondo musulmán de uno de los países de Asia Central compartió que gracias al pequeño grupo cristiano con el que se reúne su fe en Isa Massih (Jesús) se volvió más fuerte e incluso decidió dedicarle su vida y bautizarse. "Mis parientes no conocen mi fe y no puedo asistir a los servicios dominicales, así que el único lugar donde puedo conocer a otros creyentes y aprender sobre Isa Massih es este grupo. Fui herida por mi vida anterior, mis pecados, estaba perdida, pero Isa me encontró y sanó mi cuerpo, mi alma y mi espíritu ". Por favor, ora por Rina, por su seguridad, ya que está en peligro cada vez que visita a los cristianos. Si sus parientes musulmanes lo descubren, pueden matarla por su decisión de seguir a Jesús. Ora por su seguridad, por su fe y por sus parientes, para que acepten y conozcan la Verdad de Jesús.

*Nombre cambiado por razones de seguridad

KIRGUISTÁN

Hasan* perdió hace muy poco a su padre Rasul, ex musulmán, que murió debido a una enfermedad cardíaca. Hasan, valientemente, quiso celebrar un funeral cristiano, a pesar de que tiene muchos familiares musulmanes y estrictos. Después de muchos problemas, pudieron enterrar el cuerpo, pero él, su madre y su iglesia aún necesitan nuestra oración constante. 

La persecución aumentó después del funeral. Algunos familiares han dejado de hablar con Hasan y su madre, o los ignoran cuando se encuentran. Ahora Hasan tiene que regresar a su trabajo misionero en otro lugar, pero le preocupa dejar a su madre en esta situación. Oremos por esto.

Por otra parte, personas de los servicios de seguridad y policías han acudido a los servicios dominicales en la iglesia de Hasan para vigilar, recopilar información y hacer preguntas a las personas. Oremos también por la iglesia de Hasan.

*Nombre cambiado por razones de seguridad

BANGLADESH

Baru Miah (55 años) y Beauty Tripura (30 años) son dos nuevos creyentes de Bangladesh que están pasando por momentos difíciles después de su decisión de seguir a Jesús.

Baru, un creyente de trasfondo musulmán, fue expulsado de su hogar por el propietario por negarse a abandonar el cristianismo. Con su antigua casa destruida por aldeanos furiosos, él y dos de sus hijos tuvieron que mudarse a otra aldea bajo el cuidado de una familia cristiana. Mientras tanto, Beauty, una ex hindú que también sirve como maestra de alfabetización de adultos para uno de los proyectos de Puertas Abiertas, fue falsamente acusada de adulterio por sus familiares políticos. Su esposo, que antes la apoyaba, creyó las mentiras y ha pedido el divorcio.

A pesar de las adversidades, tanto Baru como Beauty permanecen fieles en Cristo. Pero sienten la profunda necesidad de nuestras oraciones: