El edificio de la iglesia protestante “Sunmin Sunbogym” de Khujand (Tayikistán) fue confiscado por las autoridades justo antes de la detención de su pastor, Bahrom Kholmatov. Ahora mismo la propiedad permanece clausurada y sin posibilidad ninguna de uso.

“Los miembros de la iglesia estamos orando por un nuevo edificio ya que ahora mismo tenemos que reunirnos en un lugar provisional cuya estructura esta hecha con el metal de dos contenedores de transporte de mercancías. Además, la iglesia debe hacerse cargo de facturas de electricidad muy altas debido al coste de la calefacción necesaria para mantener cálido o fresco el interior de estos contenedores” cuenta un creyente del lugar.

La estructura, que se asemeja a una jaula, se encuentra situada en el terreno exterior perteneciente a su anterior edificio.

A parte de la confiscación del edificio, el gobierno se niega a compensar económicamente el dinero invertido desde 1995 por la congregación en la restauración del edificio.

Damos gracias a Dios por la liberación del pastor Bahrom pero seguimos orando por él y su congregación en estas circunstancias tan difíciles.