El pasado 11 de agosto, el Pastor Rajesh Gupta, junto con su mujer y su hija, fueron atacados mientras celebraban una reunión de oración. El ataque fue tan violento que todos acabaron con heridas de gravedad. El pastor y su mujer sufrieron daños graves y acabaron con fracturas por todo el cuerpo.

Sin embargo, el acontecimiento más terrible ocurrió cuando el grupo de atacantes, que constaba de una veintena de personas, comenzó a atacar a Julie, la pequeña de 8 meses, hija del pastor. La bebé fue golpeada contra un muro, sufriendo heridas de gravedad.

Todos se encuentran recuperándose de las heridas recibidas, pero Sangeeta (la mujer del pastor) se encuentra en un estado de especial gravedad. En estos momentos se encuentra intubada y conectada a un ventilador mientras los médicos están pendientes de que su estado mejore para poder operarla.

Oremos por esta familia de cristianos de India en estos tiempos tan difíciles.