La aldea del pastor Daniel, Kufana, fue atacada en abril de 2020, en medio de una oleada masiva de violencia contra los cristianos en el Cinturón Medio de Nigeria. En esta región, los pastores militantes fulani están avanzando y haciendo pastar a su ganado en regiones en las que los cristianos han vivido durante generaciones. Así, cuando estos radicales atacan, lo hacen con gran brutalidad y con el objetivo de acabar con la presencia cristiana en la región.

En esta ocasión, los fulani iban de casa en casa, incendiando todo. También entraron en la iglesia del pastor Daniel. Apilaron sillas de plástico en el interior y las colocaron sobre los bancos de madera en los que se sientan los feligreses durante la iglesia. Prendieron fuego a las sillas con la esperanza de que el fuego quemara los bancos, tragara la iglesia y destruyera el techo. Sorprendentemente, los bancos no se incendiaron.

El pastor Daniel es uno de los muchos cristianos que arriesgan sus vidas cada día para vivir su fe en Jesús en regiones hostiles. Puertas Abiertas quiere ayudar a estos creyentes no sólo a sobrevivir sino a vivir la vida abundante en Cristo, a pesar de los ataques que soportan.

Puertas Abiertas ayudó al Pastor Daniel y a los otros creyentes que vivían alrededor de Kufana con recursos económicos para comprar alimentos, medicinas y materiales para reconstruir sus hogares. Además, también pudimos brindarles apoyo espiritual y atención postraumática para ayudar a animarlos en su fe y fortalecer la iglesia.