La policía china confirmó a la hermana de Chunzi su detención después de que, estando preocupada, llamara a las autoridades para reportar la desaparición de su hermano.

Le informaron que Chunzi pasaría 10 días en un centro de detención. Sin embargo, no han tenido noticias sobre su liberación.

Jiafu y Chunzi forman parte de la iglesia doméstica Sion, la más grande de la región, con más de mil miembros. Después de que sus miembros se negaran a instalar cámaras de vigilancia del gobierno las autoridades clausuraron la iglesia y les prohibieron reunirse. Pese a lo anterior, los hermanos han continuado reuniéndose en secreto, lo que ha provocado las recientes detenciones.

Un colaborador local de Puertas Abiertas ha declarado que la detención de ambos ministros es probablemente una amenaza dirigida a Ezra Jin, el Pastor principal de Sión quien necesita de nuestras oraciones.