Jimmy, cristiano de trasfondo musulmán, estaba teniendo una discusión con un vecino relacionada con el cableado eléctrico cuando, de repente y fuera de contexto, el vecino trajo a colación la fe cristiana de Jimmy, comenzando a gritarle a él y a su esposa.

La mujer de Jimmy estaba viéndolo todo cuando, inesperadamente, el vecino empuñó un bolo, un cuchillo de un solo filo propio de Filipinas. Cuando estaba a punto de golpear a su mujer, Jimmy la cubrió con su mano, lo que provocó que resultase herido.


Jimmy y su familia, que todavía son nuevos en este tipo de situaciones, perseveran y se aferran a las promesas de Dios.
Incluso cuando experimentan persecución, continúan seguros del amor de Dios. "Incluso cuando me suceden problemas de este tipo en mi vida, no le doy importancia. Sé en mi corazón que Jesús es mi Salvador y que es mi Señor", dijo Jimmy.

Muchos creyentes como Jimmy están experimentando la persecución cada día y están soportando el dolor. A pesar de las circunstancias, Jimmy y su familia comparten continuamente el Evangelio con otros y asisten con perseverancia a los estudios bíblicos con otros cristianos de trasfondo musulmán. Durante la pandemia, el testimonio de Jimmy y su esposa afectó a su familia extendida, que ahora también quiere conocer a Cristo, y han formado una pequeña iglesia en su casa.

¿Orarás por Jimmy y su esposa?