Argelia

Fuente: Middle East Concern

Los cristianos argelinos piden nuestra oración de nuevo ante el aumento de la presión del Gobierno sobre las iglesias y los cristianos. Desde noviembre de 2017, un comité de funcionarios ha estado realizando inspecciones de iglesias. A pesar de que el propósito declarado de las inspecciones es revisar el cumplimiento de las normas de seguridad, los funcionarios también han examinado los acuerdos de licencia. Hasta el momento, siete iglesias han recibido la orden de cerrar o cesar todas sus actividades. Recientemente, dos iglesias protestantes fueron selladas por las autoridades argelinas el 26 de mayo de 2018. Ambas iglesias están en el área de Kabylie, donde se encuentran la mayoría de los cristianos en Argelia.

La primera iglesia, en Ait-Mellikeche en la provincia de Bejaia, ha estado funcionando desde 2005. Está afiliada a la Iglesia Protestante de Argelia, l,Église Protestante d'Algérie (EPA). La orden de clausura, emitida por el gobernador de Bejaia, menciona que el edificio no es idóneo y también afirmó que "el culto en este lugar viola la ordenanza 2006-03, la cual organiza el culto de no musulmanes, especialmente el artículo 5 y 7". La orden no especifica un periodo de tiempo para que la iglesia asegure su cumplimiento. Una carta adjunta por parte del gobernador señala que la clausura se debe al resultado de los hallazgos del "Comité para Inspeccionar Lugares de Culto Religioso Protestante", indicando que el único enfoque del comité es sobre las iglesias protestantes.

La segunda iglesia clausurada se encuentra en la ciudad de Maatkas. La iglesia todavía no está afiliada a la EPA pero ha estado funcionando por años. En abril de 2016, esta iglesia recibió una orden de cesar sus actividades basada en la falta de cumplimiento de la ordenanza de 2006.

 Oremos por:

  • Que los cristianos argelinos conozcan la paz, la sabiduría y la guía del Señor al enfrentar el aumento de las presiones.
  • Que los líderes de la iglesia tengan discernimiento en todos los tratos con las autoridades.
  • Que las autoridades dejen la campaña sistemática de clausurar iglesias y que dejen de limitar la libertad de culto de los cristianos.
  • Que las iglesias que recibieron la orden de cerrar se les permita reabrir pronto y que no se tome ninguna otra acción en contra de las iglesias que aún están bajo investigación.
  • Que los reglamentos que gobiernan el culto no musulmán sean enmendados e implementados de manera justa para que los cristianos puedan reunirse a adorar libremente.
  • Que los responsables de las órdenes de clausura conozcan la convicción del Espíritu Santo y el perdón y la nueva vida ofrecida por Jesús.

Laos

La semana pasada varios cristianos de Laos fueron al norte del país para evangelizar. Uno de los equipos que participaba en este viaje estaba compuesto por 12 cristianos locales. Inicialmente el equipo tenía planeado quedarse seis días en la provincia (de martes a domingo), pero durante su segundo día (el miércoles 30 de mayo) dos de los doce, mientras compartían prudentemente el Evangelio con los habitantes de la zona, fueron arrestados por la policía local y detenidos en una comisaría de la provincia. Al día siguiente, la policía confiscó sus teléfonos móviles, que contienen información confidencial como los nombres de personas a las que han evangelizado, números de contacto, direcciones, etc. Además, cuando fueron arrestados no tenían suficiente dinero, así que la policía no les dio nada de comida. El lunes 4 de junio fueron puestos en libertad y ya están de vuelta en sus casas, recuperándose del incidente.

Demos gracias y alabanzas al Señor por su pronta liberación. Oremos ahora para que reciban el consuelo de Dios y que el incidente no les disuada de obedecer la voluntad del Señor y de participar en la gran comisión.

Corea del Norte

La iglesia clandestina norcoreana nos ha enviado este mensaje hace poco:

"Nuestro Señor Jesucristo venció a la muerte y resucitó para dar vida eterna a aquellos que creen en Él. Alabamos y adoramos a nuestro Padre Celestial que nos dio a Su único hijo para salvar nuestras vidas. Toda la gloria sea a Él, que es amor y gracia. Los creyentes de nuestra iglesia clandestina en Corea del Norte creen en la vida eterna tras este mundo de sufrimiento y persecución. Tenemos la nueva esperanza de la resurrección que nos lleva a no frustrarnos ni rendirnos en la roca con una fe firme en Su Gracia.

Damos especialmente las gracias a los colaboradores y creyentes de las iglesias extranjeras que nos apoyan con sus manos amorosas. Los líderes de la iglesia clandestina norcoreana oran por vosotros para que Dios derrame sobre vosotros Su gracia y Sus bendiciones".

Asia Central

Este es Boris, un joven seguidor de Cristo que vive en un país de Asia Central. Debido a su nueva fe, ya lo han golpeado dos veces y ha acabado en el hospital. La gente de su aldea no está contenta con las decisiones que ha tomado. Oremos por protección para Boris y para que el amor sea más fuerte que el miedo y el odio.