SIRIA

Oremos por las familias de Siria que han pedido familiares, como en el caso de Iman, para que Dios lleve consuelo. Oremos también por aquellos que sufren escasez de alimentos…

Muchas familias en Siria han perdido a algún miembro de su familia en los últimos seis años. Por ejemplo, Iman, una desplazada interna a la que sus vecinos de Jibrin, en Siria, se refieren como la madre cuyos hijos murieron. El hijo no falleció, como uno esperaría, por un disparo o un bombardeo. El pequeño murió de hambre. La familia residía en un barrio de Alepo. La zona estuvo bajo asedio unos seis meses y en ese tiempo hubo una gran escasez de alimentos. “Mi hijo mayor, un niño, tenía cinco años. Después de un tiempo, mis hijos parecían pequeños esqueletos. Quería huir. Y lo hicimos, pero a mi esposo le alcanzó la bala de un francotirador en los pies. Lo llevaron al hospital y desde entonces no he vuelto a saber nada más de él. No sé si seguirá vivo o no. Un día estaba llorando por la pérdida de mi esposo con mi hijo en mi regazo. El niño, que sufría desnutrición, murió repentinamente. Lloré y lloré y me golpeé a mí misma. Sentía un dolor inmenso en el pecho”. Poco después, su hijo mayor murió. Oremos por las mujeres o familias en situaciones similares. Oremos para que Dios dé consuelo a estas familias. Oremos por aquellos que están viviendo ahora mismo situaciones de escasez de alimentos, para que el suministro de alimentos se restablezca pronto.

ETIOPÍA

Oremos Mustafa, un obrero de una iglesia de Etiopía que fue agredido en su casa…

Oremos por el obrero del ministerio cristiano que fue agredido el domingo 16 de julio en Hirna, un pueblo rural de Etiopía a unos 400 km al este de Addis Ababa.

Un grupo compuesto por una cifra desconocida de musulmanes locales furiosos por su labor de evangelismo agredió a Mustafa Ahmed* (27) cuando estaba solo en casa. Los cristianos locales afirman que el grupo primeramente fue a la iglesia del Evangelio Completo y dañó parcialmente el techo y los muros. Después fueron a la casa de Mustafa, donde lo agredieron con machetes. Sufre dos heridas profundas en la parte de atrás de la cabeza.

La clínica local de Hirna lo remitió al hospital en la ciudad vecina de Asebeteferi. Los médicos lo mandaron a Adama, donde un médico cristiano asumió el riesgo de operarle las heridas, pues creía que, de lo contrario, Mustafa moriría de camino a un hospital más grande. La cirugía lo estabilizó lo suficiente como para poder recibir un tratamiento especializado en otro lugar. Pero aún no está fuera de peligro y los cristianos locales piden oración.

Actualmente los colaboradores locales de Puertas Abiertas están proporcionando apoyo emocional y financiero.

  • Oremos por la recuperación de las heridas de Mustafa.
  • Pidamos a Dios que dé sabiduría a los líderes de la iglesia en medio de esta difícil situación.
  • Oremos para que el Señor abra los ojos de los funcionarios del gobierno para que protejan a sus ciudadanos, independientemente de su afiliación religiosa.

Mustafa después de ser agredido

CAMERÚN

Oremos por una niña de 12 años de trasfondo musulmán que ha llevado a su madre musulmana a Cristo…

Oremos por Kadidja, una niña cristiana de 12 años de trasfondo musulmán del norte de Camerún. Kadidja vive con su madre y tres hermanos más pequeños en una zona musulmana. Ellos también eran musulmanes. El padre de Kadidja falleció hace tiempo y desde entonces su madre ha sufrido dificultades a la hora de cuidar de su familia. Las cosas empeoraron aún más cuando poco después a Kadidja le diagnosticaron cirrosis hepática.

No está claro cómo contrajo la enfermedad, pero esta le hace sentirse débil y cansada todo el tiempo y la deja con poco apetito y hematomas dolorosos por todo el cuerpo. También requiere hospitalizaciones periódicas. Desde que le diagnosticaron la enfermedad, Kadidja entró en contacto con vecinos cristianos y el año pasado entregó su vida a Cristo. Desde entonces ha aprovechado cada oportunidad de estar en comunión con cristianos y asistir a la iglesia. “Cuando estoy en la iglesia me siento a gusto pese a mi cuerpo enfermo”, afirma.

A la comunidad musulmana no le ha gustado y ha puesto a su madre, Haoua, bajo una presión continua para que deje de permitir que su hija se reúna con infieles. Pero Kadidja continúa firme. “La fe de la joven es extraordinaria”, afirma uno de los pastores locales.

“No puedo negarle a mi hija que esté con los cristianos que tan bien se han portado con ella”, declara Haoua. “”Nos han dado mucho apoyo espiritual y material (gran parte del cual ha sido posible gracias a la generosidad de los colaboradores de PA). “Todo esto me ha conmovido mucho, así que decidí entregar también mi vida al mismo Jesús que conmovió a mi hija”.

Aunque no pueden curarla, los médicos están haciendo todo lo posible para evitar daños adicionales al hígado de Kadidja, y han visto mejorías alentadoras. Kadidja se ha inscrito en unas clases para prepararse para el bautismo.

  • Oremos por una mejoría continua en la salud de Kadidja.
  • Oremos también por el crecimiento espiritual de Kadidja y de su madre. Oremos para que puedan conocer a Cristo más íntimamente pese a la intimidación y amenazas de la comunidad musulmana.
  • Asimismo, oremos por los vecinos cristianos y la iglesia que se están ocupando de los recién convertidos. Oremos para que la sabiduría del Señor les acompañe mientras tratan esta situación delicada dentro de la comunidad.

KENIA

Oremos por las elecciones en Kenia del próximo 8 de agosto, para que reine la paz en el país…

Oremos por Kenia, país que se prepara para elegir un nuevo presidente, parlamento y políticos locales, incluidos gobernadores de los condados, el próximo martes 8 de agosto.

La atmósfera continúa tensa, ya que la contienda entre el actual presidente Uhuru Kenyatta y el ex Primer Ministro Raila Odinga se caldea. Sus campañas han provocado una polarización étnica y se teme que se desencadenen disturbios como ocurrió tras las elecciones de 2007, que acabaron con la vida de más de 1000 personas y otras 600 000 desplazadas de sus hogares.

Un investigador de Puertas Abiertas en la región informa de lo siguiente: “Los cristianos de los pueblos nororientales y costeros dominados por los musulmanes como Garissa, Mpeketoni y Mombasa nos han pedido que nos unamos en oración para tener unas elecciones pacíficas. También nos piden que oremos por protección. Los cristianos suponen una minoría considerable en estas regiones, por lo que sus votos son de bastante importancia. A pesar de recibir promesas electorales de parte de los candidatos de protección y mayor inclusión, también han recibido amenazas encubiertas por parte de sus partidarios de que no arruinen las elecciones votando a los candidatos equivocados. Ahora mismo necesitan nuestras oraciones”.

  • Oremos para que las elecciones concluyan de forma pacífica y justa. Oremos para que los candidatos y sus partidarios acepten los resultados electorales.
  • Oremos por una buena gobernanza y transparencia dentro de la Comisión electoral y de límites independiente (IEBC).
  • Oremos para que la iglesia no se vea negativamente empujada a la escena política, sino que ofrezca una voz objetiva, sanadora, alentadora y de contención durante estas cruciales elecciones.
  • Pidamos a Dios que fortalezca y proteja a los cristianos de las zonas dominadas por los musulmanes.
  • Oremos para que la protección del Señor cubra a los colaboradores mientras estos continúan viajando ministrando a las personas a la vez que prosiguen los preparativos para las elecciones.

*Nombres cambiados por razones de seguridad